09 de marzo de 2018
09.03.2018
Móviles

Cinco consejos a tener en cuenta antes de comprar un smartphone de segunda mano

Una serie de claves nos ayudarán a tomar la decisión adecuada si buscamos un terminal usado

14.03.2018 | 16:06
Comprar un móvil de segunda mano requiere ser precavido.

La dura competencia en el mercado de los teléfonos móviles empuja a las empresas tecnológicas a constantes mejoras tanto en el rendimiento y las características de los aparatos como en el software. En comparación con los nuevos modelos, muchas veces percibimos que nuestros smartphones se nos han quedado pequeños antes incluso de que nos empiecen a fallar.

Estas dinámicas potencian el mercado de segunda mano. Los vendedores encuentran en él una forma de abaratar la compra de un modelo superior, mientras que otros ven una oportunidad para acceder a smartphones de gamas superiores a precios más asequibles.

Pero comprar un móvil usado tiene sus riesgos. Si eres de los que están pensando en comprar uno de segunda mano, estos cinco consejos pueden servirte de ayuda:

Comprueba la reputación del vendedor


Los móviles usados se pueden encontrar en tiendas físicas o de internet, pero en ambos casos debemos comprobar la reputación del vendedor antes de tomar una decisión. En algunas plataformas online los votos de los usuarios no servirán como termómetro de su fiabilidad. Por su parte, las tiendas físicas en las que podamos confiar, están obligadas a respetar los derechos de los consumidores y a ofrecer una garantía. En el lado opuesto, lo más arriesgado será comprar el móvil a un particular.

Evita las gangas


Es una obviedad: nadie regala nada. Lo primero que debemos hacer es informarnos de los rangos de precios en los que se mueve el modelo que queremos adquirir en el mercado de móviles usados. Consultar ofertas en las distintas plataformas de venta de segunda de internet nos ayudará a orientarnos sobre un precio justo y, a la vez, debería ponernos en alerta si encontramos una oferta por una cantidad inusualmente baja.

Comprar un móvil de segunda mano no es sinónimo de ganga. Foto: Getty Images

Conoce si ha sido robado


Una premisa es asegurarnos de que el móvil no ha sido robado. En el caso de los móvil Android la factura de compra podría bastar y, además, nos servirá para saber si el móvil está en garantía o si es libre. Con el sistema operativo de Google, además, existen herramientas en internet para verificar su origen, como la web de International Numbering Plans, una página que recopila identificadores robados.

Comprobbar si el móvil ha sido robado es básico antes de comprar un aparato de segunda mano. Foot: Getty Images

En los casos de iPhone, Apple dispone de una página web para saber si uno de sus modelos está bajo el Bloqueo de Activación.

Pruébalo antes de comprarlo


Aunque parezca obvio, si queremos comprar el móvil en una tienda no debemos pasar por alto revisar el rendimiento básico del aparato, comprobando su respuesta con diferentes aplicaciones al mismo tiempo, por ejemplo. También es aconsejable conocer el tipo de modelo y la posibilidad de actualizaciones, tanto del software del fabricante como del sistema operativo.

Comprobar el consumo de batería, uno de los quebraderos de cabeza de muchos usuarios, es otra de las claves. Un punto a favor será que, además, el aparato permita extraerla manualmente, ya que en el caso de fallos nos puede evitar pasar por un centro de reparación.

Revisa los posibles desperfectos


Aunque los móviles de segunda mano pueden funcionar correctamente, es más difícil que se hayan librado de esos pequeños golpes o arañazos tan comunes. Es conveniente revisar estos desperfectos, ya que el aspecto estético también es importante. Pero más exhaustivamente habría que probar cualquier desperfecto en la pantalla o en los botones físicos.

Si lo compramos por internet, nos queda la posibilidad de pedir más fotos con todos los detalles del terminal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine