11 de mayo de 2018
11.05.2018
Consejos

Diez trucos para adelgazar sin esfuerzo que puedes aplicar en tu vida diaria

La operación bikini ya está aquí y muchos intentan perder peso: te ayudamos con estos consejos

11.05.2018 | 19:00
Diez trucos para adelgazar sin esfuerzo que puedes aplicar en tu vida diaria

Ya está aquí la operacion bikini. Muchos quieren perder peso y algunos buscan por internet dietas milagrosas pero lo cierto es que es mejor comer bien que comer poco. Además de hacer un poco de ejercicio (y de, si quieres, seguir alguna dieta que también las hay buenas) hay otros trucos que puedes poner en práctica en tu día a día y que te pueden ayudar a librarte de esos kilos de más sin apenas esfuerzo y sin dañar tu salud.

Sube las escaleras, evita el ascensor

Da igual que vivas en un primero o en un quinto. Si subes a diario las escaleras y evitas el ascensor vas a ganar en salud y calidad de vida y vas a perder peso. El primer día te costará más pero según te vayas acostumbrando te empezarás a encontrar cada día mejor.

Deja el coche lejos de la oficina

¿Tienes plaza de aparcamiento en la oficina?, ¿dejas el coche y te sientas delante del ordenador? Pues empieza a cambiar esos hábitos. Caminar es uno de los mejores ejercicios que puedes practicar pero está claro que si no te obligas nunca lo vas a hacer. Dejar el coche un poco más lejos del trabajo te da una excusa para caminar un poco (aunque tengas que madrugar unos minutos más). La organización mundial de la salud asegura que cada día se deben caminar 15.000 pasos. En muchas ocasiones en nuestra vida diaria no llegamos ni a los 5.000 y eso genera estrés y empeora la salud.

Utiliza una pulsera que cuente los pasos

Puedes utilizar una pulsera o un simplemente una aplicación en tu teléfono móvil. Cualquier mecanismo vale. El caso es que empieces a "retarte". Tómalo como un juego y desafía tu resistencia intentando llegar cada día a los 15.000 pasos recomendados por los expertos.
Utiliza la fruta como tentempié

Muchas de las peores comidas que hacemos a diario (las que más engordan) son las típicas "entre horas". Por eso es recomendable evitar que a media mañana o a media tarde comamos dulces o bollería industrial. Lleva contigo un plátano, una mandarina o una manzana. Si lo haces cumplirás dos objetivos: merendarás de una forma más saludable y comerás las cinco piezas de fruta que se recomienda ingerir cada día.

Cena pronto

Las calorías de la noche son las que menos quemas. Después de cenar no haces ejercicio por lo que es recomendable cenar un rato antes de irte a dormir y elegir un plato ligero. Tampoco es buen beber alcohol. Las famosas "calorías vacías" de la ginebra o el ron evitarán que puedas perder peso y llegar a tiempo a la operación bikini.

Duerme más

Intenta acostarte antes. Dormir y estar descansado es fundamental para hacer ejercicio durante el día: si no descansas estarás más perezoso y no te apetecerá ni caminar ni subir escaleras. ¿Sabes cuáles son las mejores posturas para dormir? Aquí te las contamos.

Elimina el dulce del desayuno (y come real food)

¿Y si desayunas fruta o queso? Eliminar los productos ultraprocesados puede ayudarte a perder peso. ¿Sabes lo que es el real food? Aquí te lo explicamos. Los nutricionistas aseguran que comer "comida real" hace que no tengas hambre a media mañana o a media tarde por lo que evitas los bollos del desayuno y los de media mañana. El consejo también vale para el desayuno y la merienda de los niños.
Renuncia al azúcar

Si quitas el azúcar del café te sabrá un poco menos dulce pero te puedes acostumbrar. Los estudios de los nutricionistas denuncian cada vez más la gran cantidad de azúcar que comemos en nuestro día a día. Si renuncias a las dos cucharadas que le pones al café, por ejemplo, es algo que estás restando para conseguir tu objetivo de perder peso en la operación bikini.

Usa la bici para los desplazamientos cortos

En los desplazamientos cortos la bicicleta puede ser un perfecto aliado: no contamina, no gasta y se puede aparcar en cualquier sitio. ¿Y si pruebas a conducirla?

Cocina en casa

Está estudiado que si cocinas en casa comes menos carne y grasa. Lleva la comida de casa a la oficina y evita comer en restaurantes de comida rápida. Ponte como objetivo, por ejemplo, comer sólo una vez al mes en una hamburguesería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine