19 de enero de 2018
19.01.2018

Cómo preparar un champú hidratante casero para reparar tu pelo

El uso del secador y de tintes resultan abrasivos para tu cabello, que pierde brillo con el tiempo

20.01.2018 | 07:30
Repara e hidrata tu cabello con este champú.

Existen muchos factores que pueden dañar el cabello, entre ellos, el uso constante del secador y de las planchas, la mala alimentación, los cambios en el clima y el uso de tintes u otros químicos que resultan abrasivos. Estos son los responsables principales de que el cabello vaya perdiendo salud y brillo con el paso del tiempo.

No obstante, existe una receta que puede ayudarte a reparar e hidratar el cabello. Es un champú que puedes hacer tú mismo en casa con mucha facilidad. ¿Y qué tiene de especial este champú? El bicarbonato de sodio, uno de sus ingredientes principales.

Este mineral lo utilizamos comúnmente para eliminar el ardor de estómago después de comidas copiosas, pero en cosmética también se usa más de lo que pensamos, ya que posee muchos beneficios para el cabello. Entre otras cosas, el bicarbonato de sodio controla el exceso de sebo, sirve para exfoliar el cuero cabelludo, multiplica el brillo del pelo y controla el PH del cabello.

Si quieres reparar tu cabello, te mostramos todo lo que necesitas saber para preparar este champú hidratante casero.

Ingredientes para preparar tu champú hidratante casero:


- 1 taza de bicarbonato
- 3 tazas de agua
- 1/2 taza de vinagre de manzana
- 1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra o de almendras

Preparación y aplicación:


1) Por un lado, en un recipiente, mezcla el bicarbonato de sodio con el agua.
2) En otro recipiente, mezcla el vinagre de manzana y el aceite de oliva virgen extra.
3) Aplica la primera mezcla realizando masajes circulares sobre el cuero cabelludo.
4) Enjuaga el cabello con la segunda mezcla.
5) Aclara con agua abundante el cabello.

Si quieres conseguir los resultados esperados, utiliza este champú casero durante dos semanas. ¡Notarás la diferencia!

Además, recuerda protegerte de los grandes enemigos que dañan tu cabello:


Flow

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook