13 de febrero de 2019
13.02.2019

Los agentes de medio ambiente de Tenerife actuaron en más de 1.800 ocasiones

Esta unidad, formada por 42 personas, interpuso 265 denuncias y elaboró más de 1.500 informes durante el último ejercicio

13.02.2019 | 13:48
Los agentes de medio ambiente de Tenerife actuaron en más de 1.800 ocasiones

El cuerpo de agentes de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife llevó a cabo más de 1.800 actuaciones en 2018, todas ellas orientadas a la preservación, la protección y la conservación de los recursos naturales de la isla.

Para el Cabildo de Tenerife, el cuerpo de agentes de Medio Ambiente es "vital, y sería imposible gestionar el medio ambiente de la isla sin ellos", ha afirmado el consejero insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad, Antonio Valbuena, en rueda de prensa.

El balance de actividades refleja que durante el pasado año se levantaron 265 denuncias, la mayoría interpuestas por actuaciones en espacios naturales protegidos, de las que solo una fue tramitada por la vía penal, ha explicado Jonás Hernández, miembro del cuerpo de agentes de Medio Ambiente.

Por categorías, destacan 76 denuncias formalizadas en materia de uso público y acampadas en espacios naturales.

En un segundo bloque se sitúan 71 requerimientos relacionados con la disciplina urbanística y ambiental, tales como obras, vallados y movimientos de tierra "que incumplen la normativa o que carecen de los permisos necesarios", ha precisado Hernández.

Además, en 2018 se detectaron 138 vertidos dentro de los espacios naturales, ha recalcado Antonio Barro, otro miembro del cuerpo de agentes de Medio Ambiente.

"Es una de las lacras que seguimos teniendo, que los ciudadanos continúen utilizando como vertederos zonas a proteger", ha criticado Barro.

La memoria del cuerpo de agentes también engloba más de 1.500 informes redactados durante este período.

Gran parte de la documentación se centra en los trabajos de conservación de flora y fauna, principalmente el control y seguimiento de especies invasoras y la supervisión de actuaciones sobre vegetación protegida, ha explicado Hernández.

Por otra parte, también se realizaron labores de seguimiento de autorizaciones concedidas para actividades en la naturaleza.

En este sentido, se supervisaron 200 acciones en los espacios protegidos de la isla, tales como grabaciones de películas, series, anuncios y pruebas deportivas.

Asimismo, los agentes han puesto en valor el seguimiento realizado de la mortandad de la avifauna por la repercusión de las torres eléctricas, así como el seguimiento del uso de venenos en el medio natural, "que suponen dos causas de muerte de la vida silvestre muy importantes", ha subrayado Hernández.

El cuerpo de agentes realizó 42 actuaciones relacionadas con las categorías de uso de venenos y los peligros de tendidos eléctricos para las especies animales en 2018.

"Se revisaron 265 torres eléctricas y se detectaron trece electrocuciones de aves y tres colisiones, y gracias a estos informes se han corregido ocho torres de alta tensión y seis más están en visos de hacer", ha señalado Barro.

En cuanto al veneno, los agentes recogieron 72 cadáveres en diferentes espacios naturales de la isla "y estamos a la espera de los diferentes análisis toxicológicos para determinar el tipo de veneno utilizado", ha agregado Barro.

En materia de incendios forestales, los agentes participaron en la activación de 224 alarmas, que derivaron en 34 conatos o incendios.

"Y actualmente se está trabajando en la creación de una Brigada Específica, formada por agentes de Medio Ambiente, para la investigación de las causas de incendios forestales", ha añadido Valbuena.

En materia de aprovechamiento forestal, Barro ha recordado que "sí es posible recolectar pinocha, leña y setas", pero siempre que se cuente con "los permisos pertinentes" y que se realice en los lugares "destinados a tal fin".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook