09 de enero de 2019
09.01.2019

La Guardia Civil abrirá una investigación sobre las pintadas vandálicas en el Teide

El Cabildo tinerfeño remite al Seprona un informe detallado sobre los dibujos hallados en el Parque Nacional

09.01.2019 | 00:11
La Guardia Civil abrirá una investigación sobre las pintadas vandálicas en el Teide

Episodios de gamberrismo

título del la imagen

  • Espiral esotérica. Atentado medioambiental: Una enorme espiral de piedras esotérica en medio del Parque Nacional del Teide. Eso es lo encontraron el año pasado los montañistas de Rutas Tenerife en el interior del parque. Los senderistas denunciaron que esta gran construcción suponía en un grave atentado medioambiental en un paisaje protegido como es Las Cañadas del Teide. Se trataba de un dibujo relacionado con la cultura maya que no solo alteraba el paisaje, sino que podía ocasionar graves daños a la flora y fauna que habita en el parque isleño.
  • Piedras amontonadas. Una moda muy dañina: La moda de amontonar piedras también ha llegado al parque. El problema es que los amontonamientos de rocas, una práctica importada de Asia, no son tan inofensivos ni artísticos como parece. Los expertos alertan de que estas obras dañan el suelo y hasta a la microfauna que habita en su entorno, y alteran un paisaje lo suficientemente atractivo como para dejarlo como es. Algunos montañeros se han topado con estos apilamientos dentro de Las Cañadas.
título del la imagen
     
  • Señales Bluetrail. Inconsciencia: Un participante de la Tenerife Bluetrail fue descalificado en 2015 por pintar con un spray distintas marcas en el Parque Nacional del Teide. El corredor explicó que realizó estas pintadas para no perderse por el recorrido. Los agentes del Parque Nacional de Las Cañadas del Teide lo interceptaron mientras realizaba las pintadas con un spray rojo en la roca volcánica. La administración cuantificó los daños y le impuso la sanción pertinente.

El Cabildo de Tenerife ha decidido tomar medidas frente al vandalismo que está azotando al Parque Nacional del Teide. La Corporación insular, a través del área de Medio Ambiente, anunció ayer que remitirá al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), como autoridad competente, un informe detallado sobre las pintadas halladas recientemente en Las Cañadas para que abran una investigación al respecto. Se trata de varios dibujos que los montañeros de Rutas Tenerife encontraron hace algunos días en el Alto de Guajara y en el sendero número siete y que suponen un atentando ecológico dentro de un Patrimonio de la Humanidad como es el parque tinerfeño.

Tras la publicación de las imágenes de las pintadas ayer por la opinión de tenerife, los agentes de la Institución isleña realizaron una inspección en las zonas afectadas por el vandalismo. Este informe será trasladado al Seprona y una vez se obtenga la respuesta por parte de este organismo, se estudiarán las sanciones a aplicar establecidas en las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias.

En este sentido, el Cabildo recuerda que el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional del Teide recoge que se podrá sancionar la realización de señales, signos o dibujos en el terreno o en piedras, rocas, vegetales o inmuebles propios del Parque. En este caso, las multas a los que se enfrentan los gamberros pueden ir desde los 150 a los 601,01 euros, a lo que hay que añadir el coste de los trabajos de restauración de las piedras, es decir el borrado de los dibujos realizados.

La Corporación tinerfeña expresó ayer su condena hacia este tipo de actos que atentan contra uno de los principales patrimonios medioambientales y turísticos de la Isla. Asimismo, la Institución agradece la colaboración de la ciudadanía y señala la importancia de avisar al personal del Parque Nacional de Teide en caso de presenciar este tipo de incidencias -indicando la localización lo más exacta posible- para poder actuar lo más rápido posible y tomar las medidas oportunas contra los autores.

En concreto, las nuevas figuras dibujadas en Las Cañadas están localizadas en el Alto de Guajara y desde Montaña Blanca hasta el sendero siete. Las señales contienen la misma figura (firma) en todos los postes y señales pequeña lo que significa que son obra de las mismas personas. Los expertos destacan que este tipo de acciones no solo perjudican a la imagen del parque, sino que, además, alteran su naturaleza y hasta pueden poner en peligro a la fauna y flora que habita en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook