05 de diciembre de 2018
05.12.2018

El Cabildo pide al Gobierno que use el Estatuto para frenar el proyecto de AENA

La Corporación, empresarios y alcaldes de la Isla reclaman al Ejecutivo canario más presión sobre el gestor para lograr la nueva terminal del aeropuerto del Sur

05.12.2018 | 19:15
Cientos de pasajeros hacen cola para facturar en el aeropuerto del Sur.

Cabildo, empresarios, sindicatos y alcaldes tinerfeños piden al Gobierno canario que use el nuevo Estatuto de Autonomía –que le confiere más poder de decisión sobre los aeropuertos– para presionar a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y lograr así frenar el proyecto que el gestor ha licitado en el aeródromo de Tenerife Sur y que consideran insuficiente e incompleto. Así lo reveló ayer el presidente de la Corporación insular, Carlos Alonso, al término de la reunión con el resto de agentes implicados, destacando que el Ejecutivo regional tiene un papel "muy potente" para seguir con esta "batalla" y conseguir que el Reina Sofía tenga una nueva terminal "como se merece".

Es más, según detalló Alonso, el presidente canario, Fernando Clavijo, ya ha solicitado una reunión con el ministro de Fomento, José Luis Abalos, para tratar este asunto. Y es que el mandatario tinerfeño insistió en que Canarias "tiene que participar en el juego que hay que poner en marcha" porque hasta ahora ha sido el Cabildo el que ha liderado este proceso.

Tras el encuentro, que duró casi dos horas y en el que asistieron principalmente entidades vinculadas al sector turístico de Tenerife, Alonso destacó que el "no" rotundo al proyecto de AENA es una posición unificada de toda la Isla – grupos políticos y entidades sociales y económicas–. En este sentido, el presidente insular aclaró que el gestor "no puede imponer" su actuación aunque –matizó– tampoco hará lo que quiera el Cabildo "sin límite".

La postura que sostiene la Institución y el resto de agentes es, por tanto, la de lograr suspender la licitación prevista por el organismo ya que consideran que se trata de una inversión "con problemas" y además "compromete" el desarrollo futuro del aeropuerto sureño. En esta línea, Alonso sostuvo que AENA "no tiene claro" qué terminal necesita el aeródromo, lo que hace "difícil compatibilizar" las inversiones necesarias.

Estudio

Por todo ello, el Cabildo y el resto de grupos políticos y entidades sociales y económicas han acordado concertar desde ahora y hasta finales de enero un estudio funcional sobre qué nueva terminal se desea. Al respecto, el presidente tinerfeño indicó que hay una serie de propuestas "que queremos afinar" y que básicamente pasan por la ampliación de la profundidad del edificio terminal para que los servicios aeroportuarios funcionen de una manera más ágil.

"También se trata de coordinar la terminal con el intercambiador de transportes y someter el edificio existente o T1 a una rehabilitación integral", explicó Alonso, quien agregó que, "deber haber una interconexión con el intercambiador de transporte de forma que esté muy pegado a la terminal y que así haya prioridad para quien acceda a él con transporte público, ya sea a través de la guagua o el tren".

Además se pretende que la zona de llegadas sea más amplia y que los aparcamientos en superficie se conviertan en un edificio en altura.

Posición institucional

La idea del Cabildo es consensuar esta propuesta técnica con los grupos políticos para que se presente a AENA como una posición institucional bajo la base del criterio técnico, y que se incorpore al próximo documento de regulación aeroportuaria. "Tenemos las cosas bastante claras pero vamos a definirlas con criterios técnicos", insistió Alonso, quien subrayó que el aeropuerto debe tener un elemento, la singularidad, en relación con el destino turístico "de calidad" y por lo tanto, requiere un edificio abierto, con luz y vegetación en el que la calidad se perciba nada más aterrizar.

Singularidad

Por su parte, el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, también presente en el encuentro, destacó que los planes de AENA no le gustan al sector turístico porque Tenerife "se merece otra cosa", de ahí que vayan a plantearle al gestor propuestas que ahonden en la idea de "singularidad y espectacularidad" que debe tener la nueva terminal para "exportar" la imagen de la Isla al exterior.

"No es ni por asomo lo que plantea, pedimos que paren la inversión y se escuche la opinión de la sociedad civil", indicó Marichal quién apoyó la postura de Alonso de que es necesaria la implicación del Gobierno de Canarias gracias al nuevo Estatuto.

El presidente de la patronal hotelera alertó de que se está llegando a la "saturación" del aeropuerto sureño y empieza a haber problemas de operatividad porque "no da para más". "Tenerife no es un destino cualquiera, pues el 60% de la economía depende de esa infraestructura", recalcó.

Marichal aclaró que no quiere que se pierda la inversión actual, cifrada en casi 54 millones, pero sí que se reconduzca para "no tirar el dinero a la basura", ya que los impuestos "son muy altos" y deben a ir a los socios de la empresa pero también al interés general de la sociedad civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook