13 de octubre de 2018
13.10.2018
Visita de la Patrona a Santa Cruz y La Laguna

Un día para la historia

Esta es la quinta vez que la talla más venerada de Tenerife visita la capital. Las anteriores fueron en los años 1939, 1964, 1994 y 2002

12.10.2018 | 23:57
Un día para la historia

Hacía 16 años que los chicharreros no recibían una visita tan especial: la Virgen de la Candelaria. Y se notó en las calles de la capital que se echaba de menos a la Patrona. Las imágenes de las miles y miles de personas que se agolparon durante toda la jornada alrededor de La Morenita son una muestra de esta magua. Desde que la imagen de Nuestra Señora de Candelaria, talla medieval del siglo XIV, nombrada Patrona de Canarias en 1599 por el papa Clemente VIII, fue traída por primera vez a La Laguna en 1555, hasta que en 1826 desapareció en el temporal que azotó Tenerife -del 6 al 9 de noviembre de 1826-, fueron 36 las ocasiones en las que se trajo para rogarle que lloviese, impedir los ataques de corsarios y piratas, erradicar las epidemias de peste bubónica y fiebre amarilla, evitar las plagas de langostas, etc. También se trajo para protegerla de la erupción volcánica de 1705 y cuando se incendió el convento de Candelaria, el 15 de febrero de 1789.

La nueva imagen -la que inició ayer la peregrinación por Santa Cruz de Tenerife y La Laguna-, nombrada Patrona General del Archipiélago Canario en 2009 por el papa Benedicto XVI y obra del escultor orotavense Fernando Estévez en 1827, vino anteriormente a la capital tinerfeña los años 1939, 1964, 1994 y 2002, siendo esta la quinta vez que visita la ciudad chicharrera. Por lo común, la traída de la Virgen era decretada por el Cabildo Insular, atendiendo las súplicas del pueblo. Para ello, se solicitaba su aprobación a la autoridad eclesiástica y al superior de los PP Dominicos de Candelaria, ante los cuales se levantaba acta, comprometiéndose a devolverla a su Santuario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook