14 de septiembre de 2018
14.09.2018
Puerto de la Cruz

La aparición de nuevas grietas en la calle Tegueste obligan a desalojar a 21 vecinos

Los afectados deberán estar fuera de sus hogares durante unos dos meses como medida de precaución

14.09.2018 | 01:35

Un total de 21 vecinos de la calle Tegueste deberán abandonar sus viviendas antes de las seis de la tarde de hoy. Según informa el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz a través de una nota, la aparición de nuevas grietas en la vía mientras se trabajaba en el reforzamiento del lugar, así como posteriormente la dilatación de estas hendiduras, han llevado al Consistorio a tomar esta decisión como medida de precaución. Una vez los afectados abandonen sus casas ante el riesgo de derrumbe, la Corporación local procederá a precintar más de 70 metros de la calzada para evitar el paso de transeúntes y mantener el área controlada con el fin de seguir analizando la situación y poder continuar con las obras a partir del próximo lunes.

La previsión de la Administración es que las familias regresen a sus hogares en dos o tres meses, una vez esté garantizada la seguridad en esta zona del barrio Punta Brava. El alcalde, Lope Afonso, subrayó que se trata de una actuación "preventiva para asegurar" los bienes y el territorio y confirmó a los habitantes un alojamiento provisional. El regidor especificó que el Ayuntamiento sufragará los costes de la reubicación de aquellas personas que no tengan una segunda residencia ni otra alternativa habitacional y dejó claro que todas las acciones que hayan que tomarse con este asunto se realizarán por la vía de urgencia si así fuera necesario, porque la prioridad -agregó- es que estén "cómodas y tranquilas".

El Consistorio convocó a los vecinos a una reunión ayer por la mañana para comunicar esta noticia y les dio un margen de poco más de un día para que los afectados empaquen los enseres de las 11 viviendas, pero "sin perjuicio de que luego puedan recoger más cosas". Para atajar la situación de forma transitoria, el mandatario local informó de que la Corporación ha buscado apartamentos en los que se podrán quedar los portuenses que no tengan ninguna opción, al menos "hasta que la semana que viene se puedan gestionar viviendas con unas condiciones más razonables". De los 21 residentes de la calle Tegueste, hasta la tarde de ayer se desconocía cuántos exactamente estaban en esta situación porque la Concejalía de Bienestar Social aún trabajaba en los diferentes casos.

Algunos de los perjudicados han mostrado su inquietud ante la premura de la orden de desalojo y el escaso tiempo del que disponen para dejar sus casas, ya que muchos de los casos implican a personas de avanzada edad y a animales de compañía.

Los trabajos en la calle Tegueste comenzaron el pasado 26 de julio y el Ayuntamiento destaca en su nota que no tienen relación alguna con los episodios vividos entre mediados de los años 2015 y 2016, cuando una parte de la vía se derrumbó y fueron desalojadas de forma urgente seis viviendas de la calle Pelinor por riesgo de derrumbe. Esta vía se encuentra muy cerca de la de Tegueste y a lo largo de esta parte del litoral se han localizado varias cuevas bajo ellas que generan inestabilidad, de ahí que el Consistorio esté trabajando para recalzar las cavidades y así garantizar la seguridad de estas calzadas y de las viviendas de la zona.

Fue en julio cuando comenzaron las obras en la parte de Tegueste, después de que empeoraran las grietas detectadas en el pavimento. Según informa la Corporación local en su comunicado, mientras se llevaban a cabo las obras se hallaron hendiduras el pasado lunes que fueron creciendo a lo largo de los días, lo que obligó a la dirección facultativa y a los técnicos municipales a trasladar al concejal de Urbanismo, Juan Carlos Marrero, la problemática existente, quien decidió paralizar la actuación el miércoles.

Tras conocer los resultados de los informes que avalan esta decisión, el edil indicó en el comunicado que "nos hemos encontrado una colaboración entre vecinos, técnicos y políticos inmejorable que nos ha permitido afrontar este problema con más tranquilidad, fruto del trabajo coordinado con todos los concejales miembros de la Comisión Informativa de Urbanismo, que ha permitido que los vecinos nos crean cuando les hablamos y se fíen de que estamos trabajando para la tranquilidad y la seguridad de todos y cada uno de ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook