13 de julio de 2018
13.07.2018
Adeje

La Fiscalía denuncia las obras del Monkey Beach por un presunto delito urbanístico

El Ministerio Público encuentra indicios de ilegalidad en la ampliación del local de ocio

12.07.2018 | 22:11
La Fiscalía denuncia las obras del Monkey Beach por un presunto delito urbanístico
La Fiscalía denuncia las obras del Monkey Beach por un presunto delito urbanístico

La Fiscalía Provincial ha decidido llevar la ampliación del Monkey Beach Club ante la Justicia. El Ministerio Público presentó hace justo una semana una denuncia por un presunto delito de prevaricación urbanística al hallar indicios de ilegalidad en las diligencias preliminares abiertas por esta actuación, consistente en la construcción de una tercera planta en el establecimiento. El negocio, que penetra en la playa de Troya, en Adeje, aún no ha culminado los trabajos pero ya ha abierto sus puertas, lo que también ha implicado que el Ayuntamiento inicie una investigación para determinar si la reapertura cumple con las directrices.

Fuentes oficiales del Consistorio confirmaron que la Corporación ha abierto el correspondiente expediente para analizar si el local puede reactivarse con la licencia que tenía antes de comenzar las obras, un trámite que ha ido acompañado de una inspección por parte de los técnicos municipales para evaluar si la intervención se ajusta a las autorizaciones concedidas por las administraciones local y canaria.

El procedimiento iniciado por el Ayuntamiento de Adeje camina en paralelo al abierto por la Fiscalía Provincial, que para ahondar en los hechos solicitó diversos informes, como a la Policía Local y al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), de la Guardia Civil. Las actuaciones del Ministerio Público parten de una denuncia presentada a finales del pasado año por la Comunidad de Vecinos Galaxia y, por otro lado, el Consistorio informó de que su expediente también surge a raíz "de las denuncias presentadas" ante la Administración "sobre la actividad que viene realizando el Monkey Beach".

Fuentes oficiales manifestaron que todavía se está a la espera de las conclusiones de los técnicos municipales que inspeccionaron el lugar para, posteriormente, aplicar las medidas que "legalmente correspondan adoptar en garantía de los usuarios y vecinos".

Según adelantó Mírame TV, la concejal de Urbanismo, Ermitas Moreira, admitió en el pleno celebrado el pasado día 29 que el club no ha tramitado un nuevo permiso para reabrir pero que, "cuando acabe la obra, ellos tendrán que pedir su correspondiente licencia de apertura, que llevará otro trámite completamente diferente". Hasta el momento, este proceso no ha tenido lugar y, aunque los trabajos continúan, el negocio retomó su actividad desde el pasado 17 de junio.

La edil y el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, (ambos socialistas) justificaron en la sesión que la ampliación del local está amparada en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad Turística (PMM) de Costa Adeje, en estos momentos recurrido en los juzgados. La Comunidad de Vecinos Galaxia defiende que, aunque la actuación se refugie en este instrumento de ordenación, incumple la Ley de Costas, una norma que no puede ser contravenida.

Mírame TV avanzó además un informe realizado en marzo por la Demarcación de Costas de Santa Cruz de Tenerife, en el que señala que el establecimiento se construyó en 1975 sin contar con las autorizaciones exigibles por la legislación y que invade el dominio público marítimo terrestre y sus servidumbres.

Recuerda en ese documento que, pese a que la ampliación dispone de las "requeridas autorizaciones", la terraza del Monkey Beach tiene que ser derribada por ocupar el dominio público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook