04 de junio de 2018
04.06.2018

El Cabildo cobrará una tasa al Club Deportivo Tenerife por usar el Heliodoro

Debe abonar el 5% de sus ingresos a la Institución por ser el principal usuario del estadio

04.06.2018 | 04:00
El Cabildo cobrará una tasa al Club Deportivo Tenerife por usar el Heliodoro

El Club Deportivo Tenerife deberá pagar al Cabildo por usar el Estadio Heliodoro Rodríguez López. La Corporación aprobó de manera inicial en su último pleno la modificación de la ordenanza que regula las tasas por la utilización privativa del dominio público insular con el fin, precisamente, de establecer un tributo por el disfrute que hace el equipo de este campo de fútbol, adquirido por la Institución tinerfeña en 1972.

Según consta en el expediente, la instalación es aprovechada únicamente por esta sociedad desde ese ejercicio y el servicio de Intervención recuerda que desde octubre de 1994 ostenta la condición de usuario principal sin abonar ningún tipo de cuantía durante estos prácticamente 24 años. En su informe emitido el pasado mes de abril, previo al sometimiento de la modificación al pleno, el órgano fiscalizador advierte de que supone una actuación "irregular no haber procedido con anterioridad a dar cumplimiento al principio general del Derecho Administrativo", que establece que el uso especial y privativo del dominio público está "sujeto" al pago de un canon, tasa o impuesto.

El auditor manifiesta que la responsabilidad de fijar un tributo corresponde al Cabildo y señala que su omisión ha permitido al Club disfrutar del estadio de forma gratuita "contraviniendo la normativa vigente". Pero además, si bien informa favorablemente al documento aprobado en la sesión, deja claro que tampoco está de acuerdo con que el inmueble sea considerado un bien demanial de servicio público en vez de un bien patrimonial. Considera conveniente aplicarle esta última naturaleza por su utilización "histórica", lo que obligaría a la entidad deportiva a satisfacer un canon "no inferior al 6% del valor en venta de los bienes".

Este expediente parte al menos de 2014, después de que el pleno insular aprobara dos décadas antes la ordenanza reguladora del Heliodoro Rodríguez López, que ya lo categorizaba como bien de servicio público y que deja condicionada la aplicación de una tasa a la Institución. Para su establecimiento, el área insular de Deportes elevó una propuesta en 2015 en la que planteaba cobrar al Club el 1,5% de los ingresos que consiguiera de la facturación por solo abonados y taquillas, para lo que utilizó como ejemplo los datos remitidos por la empresa por este concepto en 2014.

El departamento también sugirió aplicarle un 50% de bonificación cuando la sociedad presentara un fondo de maniobra negativo o un ratio de deudas sobre recursos propios superior al 50%.

Tanto el Servicio de Gestión Financiera y Tesorería como Intervención se posicionaron en contra de esta rebaja ya que determinaron que no existía una habilitación legal que la justificara, por lo que defendieron eliminar este apartado del borrador de la ordenanza como así finalmente se hizo.

En un informe de 2016, el órgano fiscalizador del Cabildo también muestra su desacuerdo con el 1,5% planteado por el área insular de Deportes por no tenerse en cuenta el valor catastral del inmueble. Aún reconociendo "las dificultades" que implican fijar el valor, el auditor señala que "lo que no puede admitirse es que se desconozca la totalidad de los ingresos que se facturan por la utilización del estadio" y que solo se tenga en cuenta el dinero recaudado a través de los abonados y de la taquilla en vez de la totalidad del caudal logrado, incluyendo el procedente de publicidad, bares o cantinas y "otros directamente atribuibles a dicha utilización".

Por todos estos motivos, el interventor informó desfavorablemente a la propuesta de cobrar solo un 1,5% al Club y propuso que se tuvieran en cuenta el conjunto de sus ingresos para su establecimiento.

Tras esta consideración, el Servicio Administrativo de Presupuestos y Gastos Públicos del Cabildo valoró a finales del pasado año que el criterio "más objetivo y adecuado" sería establecer la tasa en el 5% respecto a los fondos obtenidos por la empresa cada temporada con motivo de la utilización del estadio, que supondría 112.241 euros al año al tomarse como muestra el periodo 2015/2016.

Si bien el órgano fiscalizador insistió en su último informe en que la instalación debe ser bien patrimonial, informó de manera favorable a esta nueva cuantificación, aunque condicionada a que la sociedad remita la certificación requerida por ley y a que "se exija la presentación de las cuentas anuales debidamente auditadas". El Consejo de Gobierno de la Corporación insular dio su visto bueno al gravamen en mayo y el pleno de la Institución acordó también su aplicación a finales de ese mismo mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine