16 de abril de 2018
16.04.2018
Tegueste

Guardianes de la tradición

Los carreteros preparan sus montajes para la romería del próximo día 29

16.04.2018 | 04:00
Guardianes de la tradición

Cuando despunta la primavera, en Tegueste ya huele a romería. El domingo 29 de abril, la Villa vestirá su traje de tradiciones y sus vecinos agasajarán al visitante en una fiesta que se ha convertido, por derecho propio, en una de las más esperadas de Tenerife. Los romeros la marcan en el calendario como cita ineludible, y los carreteros empiezan a trabajar meses antes, incansables, para sacar lustre a su rica tradición agrícola y ganadera. Desde finales de año, los carreteros ya empiezan a diseñar la carreta con la que participarán en su particular desfile, utilizando preferentemente cebada, arroz, avena o soja, aunque el abanico de materiales es mucho más amplio.

Son precisamente ellos, los carreteros, junto con los cuatro Barcos (Pedro Álvarez, Tegueste, San Luis y El Socorro) y la Danza de las Flores, los auténticos referentes de una romería que este año celebra una fecha especial, su 50ª edición. Un total de 23 carretas participarán este año en la romería de la Villa, encabezadas por la de Pedro Álvarez, la única que no se ha perdido ninguna edición, y a la que seguirán el resto según su antigüedad. Así, tras la de Pedro Álvarez vendrán las carretas de Las Canteras, El Mocán, El Gamonal, El Murgaño, Los Binchenis, el Colegio Teófilo Pérez, La Pedrera, Imidahuem, La Gorgolana, El Cantillo, Teguazo, El Carmen, La Peña, El Molino, La Padilla, Tesegue, Los Currillos, Achineche, Mahey, Chinijo, La Golisma y Los Puntales.

Ese domingo 29 de abril, los teguesteros se echarán a las calles para pedir la protección de San Marcos hacia sus cosechas, y los carreteros, guardianes del acervo agrícola y ganadero de la villa, serán testigos privilegiados. La mayoría lleva trabajando desde comienzos de año en el montaje de la carreta. Y no es fácil, ni barato. El Ayuntamiento de la Villa concede cada año una subvención a los carreteros para ayudar a sufragar parte de los costes de la participación en la romería. El resto se consigue por pura solidaridad vecinal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook