12 de abril de 2018
12.04.2018
Incendio en Granadilla

Los efectivos controlan el fuego, que arrasó más de 370 hectáreas en el Sur

Las labores se centran en el enfriamiento de la zona perimetrada para evitar posibles nuevos rebrotes. El trabajo de los efectivos y la mejora en las condiciones meteorológicas, claves

12.04.2018 | 02:38
Los efectivos controlan el fuego, que arrasó más de 370 hectáreas en el Sur

"Los días duros que hemos pasado ya han terminado". Con esa frase José Domingo Regalado, alcalde del municipio de Granadilla, confirmaba en la jornada de ayer que el incendio que golpea las cumbres del municipio sureño desde la noche del pasado domingo se encuentra estabilizado y en vías de quedar definitivamente controlado, estado al que podría pasar en las próximas horas.

Pese a las dificultades del terreno, que han sido el principal caballo de batalla durante estos días, la bajada de las temperaturas y el hecho de que el viento amainara notablemente en la madrugada del martes al miércoles resultaron cruciales para poder estabilizar el flanco este, el que más ha preocupado durante los últimos días.

Desde primeras horas de la mañana de ayer, y con el refuerzo de 50 efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) llegados desde la base de Morón (Sevilla) la noche anterior, el trabajo de los operativos de tierra permitieron acceder a cualquier parte del perímetro, pudiendo avanzar en las tareas de extinción sin correr riesgos. Pese a que finalmente los dos hidroaviones solicitados al Gobierno Central no pudieron salir en ningún momento desde Torrejón de Ardoz, el incendio se daba por estabilizado en torno a las 10:00 de la mañana, concentrando a partir de ese momento las labores de enfriamiento.

371 hectáreas afectadas

Con un perímetro de casi 11 kilómetros y una extensión aproximada de 371 hectáreas, el avance en el control de las llamas, atacadas tanto por tierra como por aire gracias a los cuatro helicópteros del Gobierno de Canarias, permitieron que, de manera progresiva, el Cabildo de Tenerife procediera a la desmovilización de los efectivos de refuerzo y refresco que habían ido llegando desde el lunes. Así, en torno a las 18:00 de la tarde, el contingente Presa del Cabildo de Gran Canaria embarca de regreso a la isla tras su intervención en el operativo del incendio.

El Campamento de Madre del Agua, en los altos de Granadilla, y convertido en el centro de operaciones del despliegue contra el fuego, fue el escenario para que las autoridades ofrecieran una rueda de prensa para evaluar la evolución del incendio y las actuaciones que se han desarrollado sobre el terreno. En la comparecencia estuvieron presentes el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo; el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, reponsables de la UME y los alcaldes de Granadilla, José Domingo Regalado, de Arico, Elena Fumero y de Vilaflor, Agustina Beltrán.

Carlos Alonso agradeció "la colaboración que han prestado todas las administraciones", haciendo hincapié en la aportación de recursos realizados por la Comunidad Autónoma, el Gobierno Central, el Cabildo de Gran Canaria y los ayuntamientos de Granadilla, Vilaflor y Arico, "que han trabajado de manera coordinada y aplicando los medios con criterio técnico".

Por su parte, José Antonio Valbuena se mostró confiado en poder dar el incendio por controlado en las próximas horas "si las condiciones meteorológicas se mantienen", por lo que "podremos tener un avance definitivo en su extinción".

Tras unos días de intensa actividad, el alcalde de Granadilla, José Domingo Regalado, transmitió "en nombre de los vecinos del municipio el agradecimiento a todas las personas que han estado trabajando para que este incendio no avance", así como a instituciones y personas "que se han puesto en contacto con nosotros para ofrecernos medios e incluso alimentos y bebidas".

El subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz-Guerra, valoró el trabajo "de los 171 militares de la UME (de Tenerife, Gran Canaria y Sevilla) que han trabajado en labores de extinción, bien dirigidos por los técnicos del Cabildo de Tenerife".

Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, resaltó que "ha sido un trabajo duro, pero hoy tenemos muy buenas noticias", especialmente por el hecho de que "no hay que lamentar ninguna desgracia personal nise han visto afectadas viviendas".

Las labores continuarán todavía durante varios días, vigilando especialmente los posibles rebrotes que puedan producirse dentro del perímetro de un incendio cuya investigación ya ha puesto en marcha el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Las hipótesis iniciales hablan de una causa humana, "bien por descuido o por otras razones. A partir de ahora se empezarán a determinar con mayor certidumbre las causas, pero ahora toca dedicar todos los esfuerzos en terminar de extinguir el incendio", en palabras de Carlos Alonso. De hecho, el Cabildo de Tenerife ofrecerá en la mañana de hoy una rueda de prensa en la que aportará más datos sobre la evolución de un incendio que, si no sucede nada fuera de lo normal, apura sus últimos instantes después de 72 horas cargadas de tensión e incertidumbre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook