05 de abril de 2018
05.04.2018

San Petersburgo dedicará un puente al ingeniero tinerfeño Agustín de Betancourt

Será inaugurado en vísperas de la apertura del Mundial de fútbol

05.04.2018 | 16:29
San Petersburgo dedicará un puente al ingeniero tinerfeño Agustín de Betancourt

Las autoridades de San Petersburgo, la segunda ciudad rusa, han anunciado su decisión de llamar Betancourt al puente sobre un afluente del río Neva en honor al ingeniero canario Agustín de Betancourt, que trabajó para el zar Alejandro I.

El puente, que será inaugurado en vísperas de la apertura del Mundial de fútbol, unirá las islas de Petrovski, Serni y Dekabristov a través del Málaya Neva, según informó el Ayuntamiento de la antigua capital imperial.

La propuesta de llamarle Betancourt corrió a cargo de Alexandr Pánichev, rector de la Universidad Estatal de Ingenieros de Caminos de San Petersburgo, quien recordó que este año se cumplen 260 años del nacimiento del ingeniero tinerfeño.

Dicho puente servirá para descongestionar el centro de la ciudad más turística de Rusia, donde los atascos son casi tan grandes como en Moscú.

El Málaya Neva nace frente al museo del Hermitage y desemboca en el Golfo de Finlandia, entre las islas Dekabristov y Krestovski, donde se encuentra el estadio que acogerá una de las semifinales del Mundial.

Agustín de Betancourt fue fundador y director del Instituto de Ingenieros de Vías de Comunicación y, entre otras cosas, diseñó la histórica Casa de la Moneda y Timbre de la Rusia zarista, el primer papel moneda ruso y las primeras máquinas de impresión de papel moneda.

El tinerfeño vivió durante 16 años en Rusia, donde su legado incluye el Picadero de Moscú (Manezh), el proyecto y construcción en Nizhni Nóvgorod del principal recinto comercial del siglo XIX o la modernización de la factoría de armas de Tula.

Nacido en 1758 en Puerto de la Cruz, en Tenerife, y fallecido en 1824 en San Petersburgo, Betancourt creó la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, construyó la Máquina de Vapor de Doble Efecto y contribuyó a la aparición del telégrafo óptico.

Ingeniero, arquitecto, constructor e inventor, cuenta con un busto en el recinto de la Universidad de Ingeniería de Ferrocarriles y está enterrado en el cementerio del monasterio de Alexandr Nevski de San Petersburgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook