08 de marzo de 2018
08.03.2018
Los Realejos

Sale a la licitación la rehabilitación del Fortín de San Fernando

El Ayuntamiento alertaba desde 2009 al Cabildo del mal estado de este enclave y la Corporación insular disponía del proyecto desde 2015

08.03.2018 | 16:04
Fortín de San Fernando.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, mostró su "satisfacción" ante el anuncio publicado esta semana en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife sobre la licitación del proyecto de rehabilitación del Fortín de San Fernando y del sendero de acceso a la playa de Castro – Finca El Mayorazgo, en el paisaje protegido de Rambla de Castro, por importe de 120.735,35 euros.

El Ayuntamiento de Los Realejos venía alertando al Cabildo de Tenerife desde los años 2009 y 2010, a causa de sendos temporales y de grandes avenidas y escorrentías de aguas de lluvia en este paraje natural, del deterioro que se había producido tanto en el referido sendero como en los materiales de contención o sustento del elemento arquitectónico, "situación que se ha venido agravando con los años y que hemos reiterado y exigido una y otra vez ante la Corporación insular", advierte Domínguez.

Según el concejal de Medio Ambiente, Alexis Hernández, "cabe recordar que el acceso al Fortín de San Fernando ha permanecido cerrado durante estos años y que el trayecto de acceso a la playa presenta unas deficiencias notorias, aspecto del cual la ciudadanía de Los Realejos se ha hecho eco y ha instado de manera reiterada al Ayuntamiento para que transmitiera su preocupación y exigiera al Cabildo su acondicionamiento urgente".

Por otra parte, el Gobierno realejero espera que el procedimiento de contratación se desarrolle sin ningún inconveniente, cumpliendo los plazos establecidos, y que ello pueda permitir que para los meses de verano estén finalizados los trabajos para acceder a la cala y se garantice la estabilidad del Fortín de San Fernando, por el que pasan gran cantidad de turistas diariamente.

El proyecto

Dicho proyecto surge como consecuencia de las labores de gestión que se desarrollan por parte del Cabildo en la Hacienda el Mayorazgo, dentro del Paisaje Protegido de Rambla de Castro y que están encaminadas al acondicionamiento y mantenimiento de las infraestructuras y equipamientos allí existentes para uso público, con el objeto de divulgar y reconocer dicho espacio.

Según los informes técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo y el área de Medio Ambiente de Los Realejos, "se hace necesaria la rehabilitación del sendero principal que conecta La Casona con la playa de Castro, que se encuentra interrumpido y en muy mal estado por el desbordamiento del barranco de La Fajana hace unos años, así como la consolidación del Fortín de San Fernando, cuya estabilidad se está viendo comprometida por la erosión natural de parte de los terrenos en que se asienta y que ha provocado el descalce de su base con riesgo de derrumbe".

Las principales actuaciones previstas en el proyecto en cuestión consisten básicamente en la limpieza de la traza, construcción de muros de contención y empedrados, construcción de estructuras de protección y delimitación del sendero, así como el control de la erosión de los márgenes que afectan al mismo. Se prevé que todas las estructuras se dispondrán de forma que contribuyan a mantener el carácter natural del entorno sobre el que se actúa.

Rambla de Castro y el Fortín de San Fernando

Las cualidades del entorno paisajístico de Rambla de Castro y todo el hábitat natural que conforma con una preciada fauna y flora silvestre, además de su significación en la historia de la comarca norte de la Isla, lo convierten en uno de los referentes no solo de la naturaleza de Los Realejos propiamente dicha, sino uno de sus principales atractivos turísticos y lugar de estudio de investigadores científicos e historiadores.

El fortín se trata de una pequeña estructura defensiva construida a mediados del siglo XVIII y que en 1808 contaba con una tronera en la que se hallaban hasta cinco cañones, de los que a día de hoy se conservan tres, colocados por la familia Bethencourt y Castro. Consta actualmente de un pequeño mirador y una marquesina que alberga los cañones. Se eleva sobre el acantilado a través de unos muros de mampostería seca cuya erosión pone en peligro la estabilidad del pavimento del mirador si no se actúa sobre ellos.

Su construcción se debió principalmente al estado de inseguridad que reinaba en las aguas costeras, por la presencia de piratas que asaltaban las embarcaciones que partían de las islas rumbo a la península. Se dice que anduvo por estos lares el afamado pirata Cabeza de Perro, nacido en Tenerife, y cuyas escalofriantes historias sobre asaltos a importantes embarcaciones que se dirigían al Nuevo Mundo a través del Océano Atlántico, traspasan nuestras fronteras. Asimismo, en estos hermosos parajes se han rodado un gran número de secuencias de películas, entre las que destacan la 1ª versión de Moby Dick y el Agente 007.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine