20 de junio de 2015
20.06.2015

Tres de los consejeros de Podemos se sientan al oír el himno de España

Los cinco representantes del partido que debuta en la Corporación insular se acogen a la fórmula del imperativo legal para prometer lealtad al Rey y a la Constitución

21.06.2015 | 01:35
Fernando Sabaté, líder de Podemos, ayer durante su discurso en el Cabildo de Tenerife.

La nota diferente que marcó ayer la protocolaria ceremonia de constitución del Cabildo de Tenerife llegó de la mano de los nuevos cinco consejeros de Podemos. Además de variar las fórmulas habituales a la hora de prometer el cargo, los asistentes al acto que abarrotaron el Salón Noble del Palacio Insular de Tenerife vieron como algunos de ellos preferían permanecer sentados durante el himno español.
Tres de los consejeros de Podemos decidieron volver a sus asientos justo cuando empezó a sonar el himno nacional: Roberto Gil, Julio Concepción Pérez y Milagros de la Rosa. En los últimos días, este gesto ha empezado a hacerse habitual en las instituciones de la Isla. El sábado pasado, la concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Yaiza Afonso, hizo lo propio. Una decisión que, según explicó, tomó porque es "un símbolo que sobra" y porque su padre era "nacionalista y debía hacerlo por él".

Los nuevos consejeros insulares de Podemos prefirieron que fuera su cabeza de lista, Fernando Sabaté, el que valorara esta decisión. "Hubo pluralidad en nuestra postura al respecto y cada uno tomó su opción personal", sentenció. El guión de la ceremonia, que cerró con su discurso el nuevo presidente del Cabildo Insular, Carlos Alonso, preveía la interpretación de los himnos canario y español. Cuando se entonó el Arroró de los Cantos Canarios de Teobaldo Power, toda la sala se puso en pie, incluidos todos los consejeros de Podemos.
Fueron las primeras notas del himno nacional las que provocaron que estos representantes insulares se sentaran de nuevo en sus sillas.
La llegada de Podemos como nueva fuerza política al Cabildo de Tenerife también arrojó ayer nuevas formas a la hora de prometer el cargo. "Podemos es un reflejo de la ciudadanía porque nace de ella y de sus distintas formas de pensar. En nuestras filas hay personas solialistas, otras soberanistas y otros republicanos", aclaró al respecto Sabaté a la conclusión del acto. "No usamos todos la misma fórmula precisamente por eso. Somos un grupo plural y heterogéneo y como republicanos, por ejemplo, nos acogemos a la figura del imperativo legal. Nos gustaría poder decidir quién ostenta la jefatura del Estado", indicó.

"Todos introdujimos en nuestra toma de posesión las ideas y reivindicaciones sociales de nuestra formación: solidaridad, igualdad y la lucha contra la corrupción", detalló Sabaté.

Algunos de ellos decidieron prometer su cargo por una "Isla y una Canarias libre". "Libre no significa necesariamente independiente, los republicanos canarios que lucharon por en la defensa de Madrid tenían una revista que se llamaba Canarias Libre", recordó.
A los habituales "juro" y "prometo" que suelen encabezar las tomas de posesiones de los cargos públicos, se sumaron nuevas frases. El propio Sabaté, que estuvo entre los primeros de los 29 consejeros que ayer tomaron su cargo, prometió luchar "por una Isla y una Canarias, libre, justa y solidaria que garantice unas condiciones de vida dignas para todas las personas. Por un país que avance hacia un horizonte de socialismo humanista, democrático y en armonía con la naturaleza".

Francisca Rivero, conocida por su histórica vinculación al movimiento feminista canario, aprovechó también su toma de posesión para "hacer un ejercicio de memoria para recordar a todos los hombres y mujeres que han perdido sus vidas en la lucha por las libertades y también para recordar de manera especial a todas las mujeres que han perdido su vida como víctimas de la violencia de género y en abortos clandestinos".

Como sus compañeros, también se acogió a la fórmula del imperativo legal a la hora de "guardar lealtad a la Jefatura del Estado y acatar la Constitución como norma fundamental del estado español". También introdujeron como novedad prometer por su "conciencia y valores" en lugar de por el "conciencia y honor" habitual.

Roberto Gil, que fue miembro ayer de la mesa de edad como el más consejero más joven del Cabildo, fue más allá y prometió "acatar la Constitución como norma fundamental del estado español hasta que la ciudadanía tome el control de las instituciones y las ponga al servicio de la gente". Prometió trabajar, concluyó, por "una Isla que no vuelva a ser silencio amordazado" en recuerdo al poema de Pedro García Cabrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook