23 de abril de 2015
23.04.2015
La Laguna

Seis coches y dos motos arden en el incendio de una nave en Finca España

El dueño es librero, lleva 40 años en el barrio y 15 con la mecánica como ´hobby´

23.04.2015 | 13:28
En las imágenes se observa el estado en el que quedaron los coches de la nave incendiada ayer en Finca España.

A la una y media de la madrugada de ayer un vecino de la calle Santa Úrsula, de Finca España, alertó a los dueños de una pequeña nave, ubicada enfrente de su casa, que se estaba incendiando. Cuando el propietario, Ramón González Chico, salió vio cómo el fuego devoraba una de las furgonetas Seat Transit que tenía en este salón, a 20 metros de su vivienda, justo en la confluencia de las calles Santa Úrsula y Granadilla. Casi de inmediato el fuego se expandió al techo, de plástico, y arrasó todo lo que había en el interior: dos Mini Cooper de colección, dos BMW, otra furgoneta Seat, dos motos, varias bicicletas, multitud de herramientas y un par de guitarras y timples.

Ramón González Chico reside en el barrio hace casi 40 años y su esposa hace 49. Trabaja en una librería pero sus manos delatan que su hobby es, desde hace 15 años, la mecánica. Los coches que ardieron habían sido arreglados por él excepto las dos furgonetas, una la utilizaba como su vehículo particular y la otra se la habían regalado horas antes del incendio para que aprovechara los repuestos. También perdió todas sus herramientas y varios instrumentos porque en el salón se impartían clases de música una vez a la semana.

Los muros medianeros de las casas vecinas han quedado renegridos porque, según los testigos, las llamas alcanzados cerca de seis metros de altura. Para extinguirlas tuvieron que intervenir dos dotaciones de bomberos. González Chico asegura que la unidad científica de la Policía Nacional, que está a cargo de la investigación, ha hallado pruebas que demostrarían que el incendio fue intencionado. La primera pista que llamó la atención de los agentes es que el fuego comenzara en una furgoneta de gasoil, "cuando es un combustible poco inflamable", apuntó el afectado.

Durante todo el día de ayer los vecinos se acercaron al lugar del suceso para mostrar su apoyo a González Chico, muy popular en Finca España por colaborar en la construcción de carretas para las romerías, de carritos para que el Papa Noel del barrio lleve los regalos en Navidad, tunear bicicletas y ceder su salón para distintos eventos comunitarios. "Me ofrecieron incluso un furgón prestado para que pueda ir a trabajar", reconocía emocionado González Chico.

Mientras un intenso olor a quemado impregnaba ayer los alrededores de la nave incendiada, el hombre rememoraba una de las peores noches de su vida. "Fue horrible. El fuego era imparable. Saqué una manguera pero solo sirvió para refrescar hasta que llegaron los bomberos", apuntó convencido de que el incendio fue provocado. "Echaron algo encima de la furgoneta. Así fue como empezó. La verdad, hubiera preferido que me robaran, aunque tenía bastantes cosas de valor. Pegarle fuego ha sido una maldad desmesurada", lamentaba el hombre abatido al comprobar que lo había perdido todo.

"Este chiringuito lo hice con mucho esfuerzo, poco a poco. Aquí los miércoles por la noche se dan clases de guitarra y de timple y nos reunimos un grupo de amigos que somo una especie de rondalla de principiantes, también veíamos con los amigos y vecinos los partidos del CD Tenerife, se preparaban las romería, la Semana Santa con la cofradía, los Carnavales... muchas cosas", aseveró el vecino.

Seguro de que no podrá recuperar los bienes materiales que el fuego le arrebató, Ramón González Chico teme que incluso tenga que pagar, tal y como el operador de fibra óptica pretende, la reposición de los cables que había sobre su propiedad, que se quemaron dejando sin conexión a internet a algunos vecinos de la zona. "Dicen que me pasarán la factura pero no creo que tenga que hacerme cargo", cuestionó.

Los incendios han alarmado a los vecinos en repetidas ocasiones en Finca España durante los últimos dos años. No solo aparecieron contenedores quemados en la calle Granadilla en octubre de 2013, sino que también hubo tres conatos de incendio el año pasado en solares llenos de maleza y en octubre un coche estacionado en la calle El Sauzal fue incendiado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook