23 de marzo de 2015
23.03.2015
First Lego League | Final nacional en Tenerife

Las piezas del futuro de la investigación

El equipo del instituto palmero Luis Cobiella viajará a un torneo en EEUU tras colocarse entre los mejores de España

23.03.2015 | 03:00
Las piezas del futuro de la investigación

Lego, ese juego manual que ha despertado la creatividad de decenas de generaciones, se ha convertido en los últimos años en el mejor empuje para avivar la vocación de la ciencia y la ingeniería entre los escolares del mundo. Pero hay más. El proyecto de First Lego League, que en España se desarrolla través de la Fundación Scientia, incluye la promoción de otros valores en las aulas, dentro del modelo educativo basado en la adquisición de competencias. Trabajo en equipo, inclusión, solidaridad, emprendeduría,... Todo esto hace de la First Lego League un torneo más que integral.

Ayer se desarrolló en el Recinto Ferial de Tenerife la final de la fase nacional, en la que 37 equipos de toda España se midieron para demostrar el trabajo realizado desde que se iniciara la competición el pasado septiembre. Sobre las mesas revelaron el entrenamiento de sus robots y ante un tribunal de docentes universitarios expusieron tanto su proyecto científico como el diseño de su robot.

Entre ellos, dos colegios de Canarias, el colegio Nazaret de Lanzarote (o equipo Los Volcanes) y el instituto Luis Cobiella Cuevas, de La Palma (equipo Fnatics), se jugaban representar a España en la final internacional frente a grupos de Barcelona, Euskadi, Sevilla, Murcia, Almería, Valencia... Hasta 8.000 jóvenes participaron en todo el país y tras la final, el instituto palmero logró colocarse entre los equipos ganadores. Ellos, junto a otros grupos, viajarán a Estados Unidos para participar en la fase internacional.

Para llegar hasta ahí, los diez jóvenes de Fnatics dedicaron horas y horas fuera de su jornada escolar y sobre todo muchísimo esfuerzo. Así lo explicó José Luis Ventura, uno de los estudiantes palmeros participantes, quien señaló que "es bastante trabajoso porque hay que hacer investigación, idear el proyecto, el robot, coordinarnos...". Pero el resultado ha sido un éxito, no solo porque se hayan convertido en uno de los cuatro mejores de España, sino porque ha cumplido con el doble objetivo de generar valores en los jóvenes y fomentar su vocación científica.

Tanto José Luis Ventura como su compañero Óscar Alonso confían en que su futuro profesional esté vinculado con la ciencia y en el caso concreto del segundo esperó "encontrar algo relacionado especialmente con la robótica dentro de náutica". El joven, que ya formó parte del proyecto el pasado año, destacó que implicarse en un iniciativa como esta ha permitido "reunir a gente de diferentes clases y edad para aprender a trabajar juntos", puesto que en el caso del IES palmero los miembros pertenecen a primero y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria y primero de Bachiller.

Quizá esa comunicación y esa entrega haya sido clave para al final colocarse entre los ganadores, pero lo cierto es que lo que consiguió convencer a los jueces fue el trabajo mostrado en el Recinto Ferial. Ventura destacó del proyecto científico presentado por Fnatics, en el aula de inclusión, "es realmente posible y practicable". "Nos centramos en aspectos que pueden mejorar cualquier asignatura", añadió el estudiante.

Y es que, tal y como explicó el consejero delegado para el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife, Antonio García Marichal, el tema propuesto para esta edición del torneo es "cómo quieres aprender". Todo un reto para los alumnos pero sobre todo para los docentes "que tendrán que coger buena nota", puntualizó García Marichal. El consejero indicó que la participación canaria en un evento como este es "un reto enorme desde el punto de vista organizativo pero también una gran ilusión" y quiso tener unas palabras de reconocimiento a todo el personal que ha trabajado en el acto: 260 voluntarios, 50 jueces y 40 árbitros.

Todo ello para atender a los 550 participantes y alrededor de 3.000 asistentes a la Final y que especialmente estaban pendientes de la fase de robótica. Varias mesas dispuestas en el escenario central fueron el eje de las miradas, unos tableros en la que los jóvenes desarrollaron la practicado estos meses. Sobre ellas los robots que han diseñado tuvieron 2,30 minutos para ejecutar una serie de misiones como recoger aros o empujar una estructura.

Pero además los visitantes al torneo también pudieron visitar una feria instalada en el Recinto Ferial que, de manera complementaria a la competición, pretendía despertar la curiosidad por la ciencia a grandes y pequeños. En los diferentes stand, montados por entidades como el ITER, Robotix Canarias, la Sociedad Canarias de Profesores de Matemáticas Isaac Newton, IPNA-CSIC, Libby´s, Droiding, Tinerflecta, Plocan o Universidad de La Laguna, se mostraron algunas de las actividades de la investigación.

La vocación por la ciencia y la tecnología se puede despertar incluso desde edades tempranas, por lo que First Lego League también incluye una categoría junior para niños de entre seis y nueve años y que es, como suele ocurrir, la que despierta más simpatía y ternura. Los equipos tenían también que desarrollar un proyecto en base a la temática que consistió en elaborar una maqueta con piezas de lego. Por ejemplo, el grupo Las Derpotivas indagó acerca del taekwondo y construyó un pequeño tatami con maestro del arte marcial robotizado incluido.

Por eso se trata de una metodología que va más allá de la simple tarea manual, sino que se trata de realizar todo un trabajo previo. Este tipo de enseñanza ha calado de tal manera en la red de colegios Nazaret que incluso la robótica ha pasado de ser una actividad extraescolar a formar parte del curriculum.

Ahora, tras la fase nacional, los equipos ganadores viajarán a torneos internacionales. Y en Tenerife se quedan con la satisfacción de haber sido sede de la fina española, tanto que el presidente del Cabildo insular, Carlos Alonso, anunció que el reto ahora es optar a acoger en la próxima edición la fase europea. A ello, sin duda, contribuirá la promoción de los buenos resultados obtenidos en la Isla. Como muestra, generó más de 3.000 comentarios en Twitter.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook