13 de febrero de 2015
13.02.2015
La Laguna

El Ayuntamiento contrata un estudio de la plaza de la Catedral con georradares

Una empresa analiza el subsuelo para determinar si existen vestigios históricos

13.02.2015 | 14:16
El Consistorio instaló esta semana carteles informativos, como el que aparece en la foto, en las zonas de interés arqueológico de la plaza de la Catedral.

El Ayuntamiento de La Laguna ha contratado un estudio con georradares de la plaza de la Catedral para determinar si hay vestigios históricos en el subsuelo. Lo realizará una empresa especializada que dispone de la tecnología para analizar las tres zonas de interés arqueológico sin necesidad de remover el terreno ni recopilar material.

Al tratarse de un edificio declarado Bien de Interés Cultural, el proyecto ha tenido que ser autorizado por el área de Patrimonio del Cabildo. Su resultado será tenido en cuenta por la administración insular para decidir si encarga la excavación de las tres zonas del entorno del templo donde, durante las obras de rehabilitación, aparecieron algunos cascotes que se presume que podrían pertenecer a la antigua iglesia de Los Remedios o a estructuras procedentes del primer poblamiento europeo de la ciudad.

Esta misma semana el Ayuntamiento instaló carteles informativos en las tres zonas acotadas de la plaza en las que el terreno ha quedado al descubierto. Al ser uno de los puntos neurálgicos del casco histórico, el Gobierno municipal quiere evitar que los visitantes crean que se trata de una obra inacabada dejando claro en los paneles que son espacios pendientes de estudio.

El párroco de la Catedral, Julián de Armas, admitió semanas atrás su preocupación por el deterioro que podrían estar causando en los cimientos del templo las filtraciones del agua de lluvia a través de estas parcelas que han quedaron al descubierto. "Ahora que no entra ni una gota por el techo nos preocupan mucho los cimientos", dijo el religioso en referencia a la faraónica obra de renovación de las cúpulas que mantuvo cerrada la iglesia entre 2002 y febrero de 2014.

Los restos arqueológicos aparecieron a principios del año pasado. El Cabildo designó a un equipo compuesto por el arquitecto Juan Manuel Palerm, el historiador Fernando Castro Borrego y los premios Canarias Antonio Tejera Gaspar y Wolfredo Wildpret, arqueólogo y botánico respectivamente, para hacer una investigación sobre el descubrimiento pero concluido el informe de los expertos todo quedó paralizado hace meses.

El concejal del Grupo Popular Agustín Guerra presentó ayer una moción en el pleno municipal para instar al Cabildo a definir un calendario de actuaciones en la plaza para evitar que su estudio se siga dilatando. Sin embargo, la propuesta fue rechazada con los votos en contra del Gobierno local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook