06 de noviembre de 2014
06.11.2014
La Laguna

El Consistorio invertirá 1,4 millones en siete barrios para evitar inundaciones

Las obras incluyen la reurbanización completa de la calle Concepción Salazar y un tanque de tormentas en Valle Colino

06.11.2014 | 12:26
Jonathan Domínguez y una de las técnicos municipales, en la calle Concepción Salazar.

El Ayuntamiento de La Laguna ha incluido una batería de intervenciones en siete barrios del municipio en el Plan Insular de Cooperación del Cabildo de Tenerife para los años 2014-2017. El objetivo de estas obras es acabar con los "puntos negros en la red de saneamiento y pluviales".
Las actuaciones, programadas para los años 2016 y 2017, han sido presupuestadas en 1.145.390 euros. De esta cantidad, el Consistorio lagunero aportará el 50% y el otro 50% será abonado por la Institución insular.

El departamento de Vías y Obras ha sido el encargado de negociar la inclusión de estas intervenciones en el apartado de reformas de competencia municipal que gozarán de la financiación del Cabildo.

El objetivo, apuntó el director del departamento, Jonathan Domínguez, es "continuar con la mejora de las redes de evacuación de agua de lluvia y evitar las inundaciones que sufre el municipio cada vez que hay precipitaciones torrenciales". "Tratarán de resolver los puntos negros de la red de pluviales y saneamiento que ocasionan grandes inundaciones y carencias en los colectores municipales", precisaron los técnicos municipales.
El Cabildo admite tres tipos de intervenciones para incluir en los planes de cooperación con los ayuntamientos de la Isla: viarias, de equipamientos e hidráulicas. Tanto en el plan de cooperación anterior –programado entre 2007 y 2011– como en el nuevo, el Consistorio se ha centrado en las de tipo hidráulico.

"Con este nuevo plan serán tres los millones que se invertirán durante los próximos cuatro años en reducir el riesgo de inundaciones", aclaró el edil nacionalista.

Las zonas concretas donde se van a llevar a cabo las intervenciones corresponden a siete de los barrios con más problemas de este tipo. En el Cardonal, donde las últimas lluvias dejaron cuantiosos daños materiales, se va a construir un nuevo colector principal y se procederá a conectar este desahogo del agua de lluvia con el que ya existe en la carretera general de La Cuesta.

También se ha programado la mejora de los pluviales y la reurbanización completa de la calle Concepción Salazar, que atraviesa el Camino Largo. "Esta obra consiste en la reforma de la captación del agua y la reparación del barranco que discurre bajo la calle", explicó Domínguez. Además, se ha incluido la restauración de las aceras y del viario, bastante dañado, en el presupuesto.

En la calle Santa Rosa, la principal vía del barrio de Guamasa, los técnicos municipales tratarán de interceptar las aguas que llegan desde Santa Rosa de Lima y que se unen con las del Camino del Majano. "Estas se desvían por el camino de Garimba y producen importantes inundaciones", explicó el director del departamento local.

Para solucionarlo, se hará una nueva infraestructura para recoger el agua y dirigirla a la cuneta que baja por la cercana carretera del Boquerón. Mientras, en Valle Colino se construirá un tanque de tormentas –un gran depósito para recoger el agua de lluvia – en la antigua estación depuradora de la zona. El objetivo es "laminar el agua de escorrentía que baja hacia los colectores de Finca España y La Cuesta".

En el barrio de Gracia se desplazará el colector existente en uno de los márgenes del barranco para evitar daños durante las tormentas. Además, en la zona del camping de la Punta del Hidalgo se modificará la pendiente de alguna de estas canalizaciones para mejorar la llegada del agua a la cercana depuradora. Finalmente, se construirán las necesarias alcantarillas para recoger el agua de lluvia en la calle Las Pirámides del barrio de La Cuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine