02 de abril de 2014
02.04.2014
La Laguna

El Papa convierte hoy al Padre Anchieta en santo

Las iglesias de la provincia tinerfeña celebrarán la canonización mañana con el repique de las campanas a las 13:00 horas

02.04.2014 | 02:20
Escultura del Padre Anchieta en La Laguna.

El Papa Francisco I firma hoy el histórico decreto de canonización del jesuíta lagunero Padre Anchieta. A este acto privado, del que se desconoce la hora exacta, solo acudirá el Santo Padre y Angelo Amato, el cardenal prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos. Para festejarlo, la Diócesis Nivariense realizará mañana, a partir de las 13:00 horas, un repique de campanas en las iglesias de la provincia tinerfeña. Además, se hará una ofrenda floral frente a la casa del lagunero Padre Anchieta, en la Plaza del Adelantado.

Por su parte, la celebración pública se realizará con una eucaristía de acción de gracias que tendrá lugar el próximo jueves día 24 en un acto que tendrá lugar en la Iglesia de San Ignacio, en Roma. A ella acudirán los dos obispos de las diócesis canarias, Bernardo Álvarez por la tinerfeña y Francisco Cases por la grancanaria, así como diversas autoridades de la Isla.

Para acudir a este acto desde Tenerife se están preparando dos peregrinaciones. La primera, que contará con la participación de una treintena de personas, está organizada por la Diócesis Nivariense. La segunda es una iniciativa de los Caballeros de Anchieta y en ella aún se puede participar.

Asimismo, en Tenerife la celebración tendrá lugar el sábado 10 de mayo en la Catedral de La Laguna. El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, explicó que ésta será "una celebración para festejar este acontecimiento tan importante para la fe y la vida de nuestra Iglesia".

El Padre Anchieta se canonizará en la jornada de hoy por decreto junto con otros dos beatos nacidos en Francia y que están estrechamente vinculados a la evangelización de Canadá. Se trata, de este modo, de la mística misionera, María de la Encarnación, y del obispo Francisco de Montmorency–Laval. El Papa Francisco explicó durante su encuentro con el obispo Bernardo Álvarez que estos tres nuevos santos se presentan como modelos de la evangelización de América, tanto del norte como del sur.

Ésta no es una canonización fundada en un milagro, por lo que se denomina canonización equivalente. Se trata, pues, de un decreto en el que el Santo Padre reconoce las virtudes heroicas y la trayectoria apostólica, misionera y humanizadora del Padre Anchieta. Una vez firmado este decreto, ya será santo y se le podrá ofrecer culto público como San José de Anchieta.

José de Anchieta nació en La Laguna el 19 de marzo de 1534. Fue enviado a la Universidad de Coímbra, en Portugal y, una vez allí, ingresó en la Compañía de Jesús y fue enviado como misionero a Brasil, donde murió el 9 de junio de 1597. El Papa Juan Pablo II lo beatificó en 1980 mostrando, así, su reconocimiento a su labor que contribuyó al conocimiento de las lenguas indígenas. Debido a su dedicación misionera y evangélica, se le conoce como el Apóstol de Brasil. Además, el Papa Benedicto XVI lo asignó como uno de los 13 Intercesores de la Jornada Mundial de la Juventud de 2013. Entre sus logros en el país sudamericano, destaca su labor como fundador de las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro.

La casa de Anchieta, en La Laguna, se rehabilitó en 2004 para albergar el museo del beato. Pero 10 años después este proyecto aún no se ha realizado y solo se realizan actividades puntuales. La vivienda fue adquirida por el Ayuntamiento de La Laguna hace más de 30 años, pero la restauración no comenzó hasta 2003. Tras el incendio de la sede del Obispado de Tenerife, en 2006, el Gobierno municipal cedió a la Diócesis el inmueble, que fue su sede provisional hasta en 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook