30 de diciembre de 2013
30.12.2013

La Catedral estrena su nueva cúpula

Los laguneros muestran su admiración al ver por fin la cubierta del templo rehabilitada tras la retirada de los andamios

30.12.2013 | 12:58
La Catedral estrena su nueva cúpula
Detalle de la cúpula principal de la Catedral de La Laguna, ayer, tras ser retirado el andamio que la cubría.

La Catedral de La Laguna está a un solo paso de abrirse. Los vecinos pudieron observar ayer, por primera vez tras 11 años cerrada al público, cómo es la imagen definitiva de la cúpula central de la iglesia vista desde la calle. Tras meses y meses de ver andamios desde cualquier punto de la ciudad, el último domingo del año sirvió para que decenas de vecinos admiraran la finalización de los trabajos de reposición de la cubierta principal del templo tras años de espera.

Si a mediados del mes pasado se procedía a la colocación de la cruz que corona la parte más alta de la iglesia, situada sobre la cúpula a una altura de aproximadamente 40 metros, ayer lo que más llamó la atención es el color cobre que predomina en toda la estructura. Nadie perdió la ocasión de fotografiar una estampa muy vistosa para la mayoría, que a partir de este momento será la definitiva de uno de los edificios más emblemáticos de Tenerife.

Esta cúpula principal es la única parte del techo que está completamente acabada. Su altura y las complicaciones para colocar el andamiaje que ha recubierto el edificio propiciaron que la inmensa mayoría de los elementos exteriores –básicamente los acabados– sean colocados una vez se ha concluido esta parte de la cubierta. Rematar los trabajos en el interior y estos en la parte externa centrarán ahora todos los esfuerzos de la constructora que se encarga de realizar los trabajos.

Aunque finalmente la Catedral no pudo abrirse al público en 2013, año en el que celebró su centenario, la reinauguración oficial no se retrasará, si los trabajos continúan al ritmo actual, más allá del primer trimestre de 2014. Aunque el deseo era que abriera sus puertas en septiembre, la ristra de inconvenientes que se han sucedido ha retrasado su apertura a febrero o marzo del próximo año.

El Obispado de Tenerife trabaja ya en la organización del acto de reapertura, un encuentro con el que esperan estar a la altura del acontecimiento. Esta institución ha tenido que contraer un préstamo para enfrentar una reforma valorada en seis millones de euros y que al final, debido a los retrasos, costará ocho. El Obispado aún no ha recibido el dinero comprometido desde el Ministerio de Cultura para la financiación de sus obras, aunque. No obstante, hace dos meses se concedió una ayuda extraordinaria de un millón de euros para poder continuar con los trabajos.

Por su parte, el Ayuntamiento de La Laguna se ha esforzado a lo largo de este año, teniendo en cuenta que era en 2013 cuando se esperaba reabrir el santuario, en agilizar las obras de los alrededores de la Catedral ya que, sobre todo la plaza de la iglesia, estaba muy deteriorada tras años de obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook