08 de octubre de 2013
08.10.2013
La Laguna

Finca España y Valle de Guerra, zonas con más riesgo de inundación

El Consejo Insular de Aguas sitúa al Barranco de La Carnicería y La Barranquera como los puntos del municipio con mayor peligrosidad ante lluvias y marejadas

08.10.2013 | 11:53
Finca España y Valle de Guerra, zonas con más riesgo de inundación

El Consejo Insular de Aguas alerta de que Finca España y Valle de Guerra son los puntos con mayor peligrosidad de La Laguna en caso de inundaciones. En concreto, el estudio técnico de los riesgos de inundación en la demarcación hidrográfica de la Isla, que está en información pública, detalla que los puntos más susceptibles de inundarse en caso de lluvias son el entorno del Barranco de La Carnicería, en el casco, y el cruce del Barranco de Santos por Finca España, mientras que La Barranquera es la zona del litoral lagunero más expuesta a las marejadas.

El documento explica que de los 4,2 kilómetros del cauce del Barranco de Santos que cruzan el núcleo urbano de La Laguna, un tramo de 3,9 kilómetros –en los que pasa a llamarse Barranco de La Carnicería y en especial en la parte que atraviesa Finca España–, el riesgo está tipificado como "muy grave", el más alto de la escala elaborada por el Cabildo. Lo mismo sucede en Valle de Guerra en una franja de 200 metros del Barranco del Tanque y La Barranquera.

Densidad de viviendas

La trascendencia de las inundaciones en estos puntos tiene que ver con la alta densidad de viviendas, viario urbano y patrimonio cultural que está amenazado por el avance del agua. Además, el estudio recuerda que La Laguna ha sufrido 10 grandes inundaciones desde 1944.

En mayo de ese año, destaca el documento, casas y animales fueron arrastrados por la fuerza de las escorrentías que causaron unas lluvias torrenciales. El 11 de noviembre de 1950 toda La Laguna quedó anegada, mientras que el 31 de diciembre de 1968 fue solo La Vega la que quedó bajo el agua. El 12 de en febrero de 1971, la ciudad de La Laguna vuelve a inundarse debido al vertido de escombros en barrancos y acequias. También se inundó en 1977, dos veces en 1979, otras dos en 1999, la última con el desbordamiento de la red de alcantarillado, y durante las riadas del 31 de marzo de 2002.

También analiza el riesgo de inundaciones en el municipio el Plan de Defensa de Avenidas. En este documento se califican como zonas de riesgos "muy graves", además de Finca España, Gracia, La Cuesta, Geneto y Guajara. Le siguen, como áreas de riego "grave" Punta del Hidalgo, Tejina, Valle de Guerra, La Vega, Las Mercedes, Guamasa, San Lázaro y San Cristóbal de La Laguna.

Por su parte, el Plan de Drenaje Urbano de La Laguna, elaborado por la empresa Teidagua detalla que el cemento que cubre las calles laguneras hace impermeable su suelo y esto incrementa la capa de agua que deben absorber las alcantarillas. Además, las pendientes del territorio provocan que el caudal gane velocidad en su desplazamiento. En este contexto, es clave que la red de desagüe tenga unas dimensiones adecuadas para evitar inundaciones. El Plan elaborado por los técnicos de la empresa Teidagua cifra en 17 millones de euros la inversión necesaria para adecuar esa red municipal a los requerimientos de los próximos años. Las obras se localizan en 16 puntos del término municipal catalogados como los más conflictivos. Según las prioridades que establece el documento, los más importantes eran las de Finca España, que se ejecutaron. A estas le siguen las de los aledaños del Hospital Universitario, San Bartolomé de Geneto, Cercado Mesa-Gracia, Las Canteras, Las Mercedes-Jardina, Guamasa y la zona del barranco de Santos-San Rafael.

El estudio se marca como reto establecer la dimensión de la red de colectores que se precisa para dar respuesta a los próximo años, según los parámetros que exige la normativa vigente.

Caudal del agua

El Plan define el caudal de lluvia máximo que puede soportar cada barrio, los puntos de vertido de la red a los barrancos y propone un trazado y las dimensiones de las tuberías colectoras para el drenaje. En concreto, sus 3.000 páginas detallan, calle por calle, el tipo de edificación de cada parcela del municipio, la pendiente del territorio y la dirección y caudal que tendrá el agua de lluvia en cada caso en función de estos parámetros.

Con esos datos se analiza si la vía se inunda y hasta qué altura llegaría el agua. Para saberlo utilizan las estadísticas de las peores lluvias registradas en los últimos 20 años en las vías secundarias; del último medio siglo, en las arterias centrales, como la rambla de Chamberí; y desde los tiempos de la Conquista, en las zonas anegables de los aledaños y dentro de los cauces de los barrancos, como sucede con el Barranco de Santos en Finca España y el casco .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook