25 de julio de 2013
25.07.2013

Un devoto anónimo dona un manto para la Virgen de Candelaria

El nuevo vestido es de terciopelo con hilo de oro y 7.500 piezas de pedrería de nácar

25.07.2013 | 01:08
Un devoto anónimo dona un manto para la Virgen de Candelaria

El nuevo manto que lucirá la Virgen de Candelaria el próximo 14 de agosto será "espectacular". Es de terciopelo, está cosido con hilo de oro y tiene más de 7.500 piezas de pedrería de nácar y oro. Esto adelantó ayer Jaime Estévez, responsable del vestuario de la Patrona de Canarias en los últimos 20 años, y que estos días remata el manto para que esté listo para la peregrinación del próximo mes con motivo de las fiestas en su honor.

El padre superior de la Basílica de Candelaria, Jesús Mendoza, confirmó ayer que el manto ha sido posible gracias a la donación de alrededor de 6.000 euros de un devoto anónimo de Tenerife, que quiere cumplir así con una promesa. Según Mendoza, no es habitual que la Virgen estrene un traje, y menos de estas características. "Lo he visto y solo puedo decir que es muy bonito y que será una de las sorpresas del Día de la Virgen que se celebra el próximo mes", señaló el superior.

Este diario ha tenido acceso a las primeras imágenes de los detalles del nuevo manto, que lucirá la Morenita durante dos semanas a partir del 14 de agosto y que luego pasará a la colección de una veintena de mantos que se conserva en la Basílica de Candelaria. "De ellos, solo cinco o seis cumplen con los requisitos para ser utilizados en unos días tan grandes y especiales para Tenerife como los de las fiestas de agosto. Este donado por un devoto se sumará a esta lista privilegiada", explicó el bordador Jaime Estévez, que da estos días los últimos retoques a esta pieza de "extraordinario valor", según confiesa.

El color dorado de los remates de oro y la pedrería de tonos suaves azulados, verdosos y anaranjados contrastará con el fondo gris de un manto que se conserva en el más absoluto secreto hasta que los fieles lo disfruten en la peregrinación del 14 al 15 de agosto, en la que miles de ellos caminan hasta Candelaria para venerar a la Patrona de Canarias.

El diseño se ha inspirado en la ascensión de la Virgen al cielo, cuenta Estévez, que solo adelanta algunos detallas para conservar la sorpresa: "Habrá flores, jarrones, candelas encendidas y querubines, además de la "M" de María. Yo creo que va a gustar mucho. Va a ser especial".

En la planta alta de la Basílica se encuentra el vestidor de la Virgen. Tiene dos armarios que acaban de reformarse, además de un sistema para colgar los mantos que está fijado al techo, como el que usan en las tiendas de tela. "Antes los teníamos en burras pero el manto se arrugaba y estropeaba todo", cuenta el bordador. El valor de cada manto puede alcanzar los 30.000 euros. Son tantos los detalles de la tela, que detenerse en cada uno llevaría horas de estudio.

De los veinte mantos que luce la imagen, el más antiguo tiene casi 50 años. "Es uno de terciopelo rojo, muy señorial y elegante, que la gente me lo pide mucho", cuenta este artesano güimarero que siente a la Patrona como parte esencial de su vida tras tantos años cuidando de sus vestidos. Pero ese manto es más bien para el invierno.

La Candelaria fue la quinta imagen en España declarada reina, después de vírgenes como El Pilar o Montserrat, entre otras. Fue en 1889 cuando el entonces obispo de Tenerife, Ramón Torrijos y Gómez, coronó pontificalmente a la figura sagrada.

El Ayuntamiento candelariero y el Obispado de Tenerife han iniciado ya los preparativos para celebrar un nuevo agosto de fervor por la Morenita. "El manto va a dar mucho que hablar", pronostica Estévez, más ilusionado que de costumbre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook