15 de junio de 2013
15.06.2013
Santa Cruz

Añaza ya no es lo que era

El instituto María Rosa Alonso muestra sus ciclos formativos a los vecinos del barrio

15.06.2013 | 01:17
Las alumnas atienden a varias vecinas.

"Añaza ya no es lo que era". Alumnos, profesores, vecinos y empresas de la zona lo tienen claro. Ayer este barrio del Distrito Suroeste azotado por el paro quiso poner un punto y aparte en la concepción que de ellos tienen el resto del municipio y "España entera". "Tenemos que construir nuestro futuro, el de nuestros jóvenes, y para eso estamos aquí", explicó Elsa Velasco, una de las docentes del IES María Rosa Alonso. El centro organizó ayer unas jornadas de convivencia para dar a conocer sus actividades formativas.

Durante toda la mañana, las vecinas más jóvenes del barrio no dudaron en pasarse por el salón de belleza improvisado en uno de los patios para peinarse, cortarse el pelo o hacerse las uñas. Las mayores prefirieron tomarse la tensión o pesarse. "Todo es gratuito y eso motiva", valoró Velasco. Para esta profesora, y para el resto del personal del centro, lo más importante es que toda la comunidad educativa "se haya unido". "Nuestra intención es mezclar nuestra labor docente con el barrio y, sobre todo, romper la imagen que el resto del mundo tiene de Añaza", subrayó.

La presencia de varias empresas de la zona apoyando la causa y que entre las actividades que se llevaron a cabo hubiera una mesa redonda sobre discapacidad, con la participación de representantes de Sinpromi, la ONCE o Funcasor, entre otras organizaciones, le dio incluso más promoción al encuentro. Dado el éxito, ninguno duda de que se volverá a repetir.

Elena Espinosa es una de las alumnas del centro y también madre de alumnos. Está en paro y ha decidido ponerse a estudiar para no estar en casa sin hacer nada. "Llevo en el barrio desde hace más de 20 años y hay que dejar bien claro a todo el que dude que Añaza ahora no es lo que era", aportó. "Claro que hay delincuencia y claro que hay gente que no tiene trabajo pero eso pasa en todos los barrios de Santa Cruz y de Tenerife", dijo. En su opinión, "lo que no puede permitirse" es que "la imagen del barrio siga siendo cada vez peor". Una de sus compañeras, Idaira Darias, cree que lo más importante "es cambiar la mentalidad y ver las cosas con perspectiva de futuro". "Aquí en Añaza hay lo mismo que en todos sitios pero solo parece que se centran en lo malo", concretó.

Sin parar

Abel Herrera es alumno del ciclo de Peluquería. "No hemos parado y la lista está llena de gente para atender; eso es que les gusta lo que hacemos", apuntó. "La idea es buena, porque no muchos saben que en este instituto se dan también ciclos formativos", matizó.
Una de las beneficiarias de este encuentro fue Ana María Díaz. "Me han cortado el pelo, me han puesto realmente guapa y todo ha sido gratis", señaló esta vecina del barrio. Sus hijos estudiaron en este mismo centro, hasta donde llegan alumnos desde todo el municipio. "La mayoría prefiere quedarse en el centro de Santa Cruz pero aquí se imparten muchos módulos también y no hay tanta gente que lo solicite", opinó.

Como esta mujer, Yaiza Rodríguez aprovechó para hacerse la manicura y también para tomarse la tensión. "Siempre la tengo alta y hoy, igual", reveló. "Me han dicho que el centro tiene como unos 500 alumnos y mi sobrina es una de ellas, aunque todavía está en la ESO", declaró. "Espero que se ponga a estudiar algún módulo porque hacer una carrera es muy caro y no quiero que se quede sin tener algún título", matizó. Conseguir trabajo es el objetivo de su sobrina, como el de la inmensa mayoría de los vecinos del barrio de Añaza. "Es difícil, pero más complicado será si encima no se tienen estudios. Yo se lo repito todos los días para que lo tenga claro", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook