18 de mayo de 2013
18.05.2013
Santa Cruz

Asuntos Sociales sube la ayuda para el alquiler de 1.800 a 2.400 euros al año

El Ayuntamiento santacrucero intenta con esta medida dar garantías y animar a los propietarios a que faciliten sus viviendas vacías a las familias con pocos recursos

18.05.2013 | 01:53

El Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) del Ayuntamiento de Santa Cruz ha decidido incrementar la cuantía de las ayudas destinadas al alquiler de viviendas. Lo anunció ayer a este periódico la concejal socialista Alicia Álvarez, quien informó de que estas pasarán de 1.800 euros al año como máximo a 2.400 euros, lo que supone un aumento del 33%. En 2012 se concedieron 518 prestaciones de este tipo, lo que supuso un gasto de casi un millón de euros para la Corporación local.
La dificultad a la hora de encontrar a propietarios que quieran arrendar sus casas vacías a familias con escasos recursos ha llevado al Ayuntamiento de la capital a poner en marcha esta medida, después de estar pensándolo mucho ya que el presupuesto del IMAS está muy limitado debido a que son numerosas las prestaciones básicas que hay que cubrir, según explicó la edil de Asuntos Sociales. "Finalmente hemos decidido subir la ayuda para el alquiler con el objetivo de que los dueños de pisos vacíos en el municipio se sientan más tranquilos y dispuestos a facilitar sus viviendas a personas necesitadas", añadió la concejal socialista.
Y es que a pesar de que el Consistorio chicharrero firmó un acuerdo con el Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz para crear una bolsa social de vivienda con la garantía de que el IMAS aportaría una ayuda económica y con el fin de encontrar casa a 60 familias con escasos recursos del municipio, solo se ha logrado animar a 10 propietarios para que negocien con el Ayuntamiento de Santa Cruz.
Según los administradores de fincas, el convenio establecido con el área de Vivienda de la capital, que dirige la nacionalista Ángela Mena, no convence a los dueños de pisos porque consideran que el importe de la ayuda que concede el IMAS es demasiado bajo como para cubrir todas las mensualidades en el caso de que los inquilinos no pudiesen hacer frente al pago. Los 1.800 euros al año que da el IMAS suponen unos 150 euros mensuales, que ascenderán a 200 con el nuevo incremento previsto. Los propietarios están dispuestos a arrendar sus casas por 200 ó 250 euros mensuales pero quieren más garantías y por eso la concejal de Asuntos Sociales ha tomado esta decisión, la de incrementar la prestación para el alquiler, para así poder encontrar una vivienda a cada una de las 60 familias con escasos recursos que en la actualidad la necesitan.
"Somos conscientes de que aún así las garantías que puede ofrecer una administración no son la panacea, pero si ponemos todos un poco de nuestras manos al final conseguiremos soluciones. Esperamos que ahora sea un poco más fácil disponer de pisos vacíos para personas en situación de riesgo", manifestó la concejal de Asuntos Sociales.
La falta de viviendas sociales, tanto por parte del Gobierno de Canarias como del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, y la elevada demanda que existe de familias que necesitan un hogar y que no tienen dinero para poder hacer frente a una compra o a un alquiler normal, ha llevado al Ayuntamiento ha intentar buscar otro tipo de soluciones. La concejal de Vivienda, Ángela Mena, ha hecho un llamamiento a aquellos propietarios que tengan una casa vacía para que se pongan en contacto con el Consistorio chicharrero con el fin de poder llegar a un acuerdo. Ahora las condiciones han mejorado y por lo menos la Corporación local puede ofrecer a los dueños una cuantía mayor.
La edil responsable de Asuntos Sociales, Alicia Álvarez, informó de que las nuevas bases e importes para las prestaciones del alquiler estarán aprobados en breve para que ya a partir de septiembre el incremento de la cuantía entre en vigor. Asimismo, la concejal adelantó que también aumentarán las ayudas para el agua, la luz y los alimentos, debido a la grave situación por la que están atravesando numerosos vecinos de la capital.
Con respecto al agua y la luz, probablemente el IMAS incrementará el abono de cuatro a seis recibos al año. Asimismo, el área de Asuntos Sociales planea aumentar las cuatro compras de alimentos que se producen al año. "También mejorará la burocracia, para que todo sea más fácil tanto para los vecinos como para los trabajadores", añadió Alicia Álvarez.

Los 12 colegios que abren en verano en el municipio alimentarán a 830 niños

El Gobierno de Canarias ha incrementado en dos colegios más la propuesta que le hizo al Ayuntamiento de Santa Cruz con respecto a los centros que abrirán sus puertas y sus comedores durante el verano. En principio serán 12 en lugar de 10, aunque esta cifra aún podría aumentar, según informó ayer el concejal de Educación, Florentino Guzmán Plasencia. En la capital hay un total de 45 colegios.
A los centros que ya estaban, es decir, Los Menceyes, Bethencourt y Molina, El Tablero, Veinticinco de Julio, Alfonso Espínola (que se ha cambiado por Miguel Pintor), García Escámez, Las Retamas, Ofra Vistabella (que se cambió por Chimisay), Onésimo Redondo y Tíncer, se suman los colegios de Santa María del Mar y de El Dragillo.
En Santa Cruz de Tenerife se ofertarán un total de 1.600 plazas para los talleres de idiomas y para los comedores, de las que la mitad estarán "becadas", indicó Guzmán Plasencia. En concreto, 830 de estas plazas estarán destinadas a pequeños cuyas familias no pueden costearlas y otras 800 estarán disponibles para aquellos niños cuyos padres quieran hacer uso de este servicio y abonar el precio que se establezca.
El concejal de Educación recordó que podrán beneficiarse de estos talleres alumnos de todos los colegios del municipio, aunque solo se realicen en doce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook