26 de abril de 2013
26.04.2013
Santa Cruz

La bolsa social de pisos fracasa

El área de Vivienda necesita 60 casas para familias necesitadas de la capital pero los administradores de fincas solo logran convencer a una decena de propietarios

25.04.2013 | 23:13

El Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz, en el marco del acuerdo con el Ayuntamiento para crear una bolsa social de vivienda para 60 familias necesitadas, solo ha logrado convencer a 10 propietarios para que negocien con el Consistorio el alquiler de sus casas vacías a personas sin recursos. Pero es que, además, y según indica el Colegio, ni siquiera es seguro que estos 10 arrendadores finalmente ofrezcan sus pisos para esta iniciativa, ya que la mayoría pide más garantías sobre el pago del alquiler. Por esta razón, los administradores de fincas solicitan al Ayuntamiento que mejore las condiciones de este acuerdo, porque si no va a ser muy difícil conseguir viviendas libres para las personas que se encuentran en una situación de emergencia social.

Los propietarios reconocen no sentirse tranquilos a la hora de alquilar sus pisos a familias sin recursos a través del Ayuntamiento porque consideran que la ayuda que concede la Concejalía de Asuntos Sociales a estas personas, 1.800 euros al año, es insuficiente, y porque las garantías que está ofreciendo el área de Vivienda no cubren sino un periodo limitado de tiempo.

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz, Jesús Oliva, indica que los propietarios quieren colaborar y que son conscientes de la grave situación por la que están atravesando muchos ciudadanos en el municipio, pero también es cierto que temen que los nuevos inquilinos dejen de abonar la mensualidad, ya que la ayuda del Ayuntamiento solo da para algunos meses, y que sea muy difícil recuperar sus casas si se produce el impago.

El Ayuntamiento de la capital y el Colegio de Administradores de Fincas firmaron a principios de abril un acuerdo para buscar pisos libres para 60 familias necesitadas del municipio debido a que ni el propio Consistorio ni el Gobierno de Canarias tienen casas sociales disponibles y que, además, no se prevé construir ninguna más.

En virtud de este convenio, los administradores de fincas tienen que poner a disposición de Viviendas Municipales un determinado número de pisos en alquiler a precios por debajo del nivel del mercado, es decir, en condiciones especiales, y el Ayuntamiento tiene que hacerse cargo de prestar la ayuda a los inquilinos que se debe materializar contra factura al administrador, siempre en función de la situación personal del solicitantes de la vivienda. Pero el presidente del Colegio reconoce que el trabajo está siendo "más duro" de lo que se imaginaban en un principio y que está siendo muy difícil encontrar casas. En la mayoría de los casos, los propietarios están pagando una hipoteca o alegan que sus pisos son lo poco que tienen para "salir adelante" y, por ello, necesitan más garantías.

Se está intentando que el precio del alquiler no sea superior a los 300 euros y que oscile entre los 200 y los 250 euros. Lo que ocurre es que si se consigue el arrendamiento más barato, que sería el de 200 euros, la ayuda del Ayuntamiento solo daría para cubrir nueve meses, y en el caso de que se pidiesen 300 euros, la subvención cubrirá seis meses. Los dueños de las casas se preguntan quién pagará el resto de mensualidades. Por esta razón, el Colegio de Administradores de Fincas ve necesario que el Consistorio estudie y mejore las condiciones para los propietarios para poder continuar con este convenio. De momento, tan solo 10 se han prestado a negociar con el Ayuntamiento, cuyas viviendas se encuentran en Tomé Cano, La Laguna y La Cuesta, aunque aún no están seguros de si alquilarán sus casas.

Por su parte, la edil de Asuntos Sociales, Alicia Álvarez, explica que el Ayuntamiento no puede aumentar la ayuda para el alquiler, pues la capital ya paga el doble que La Laguna. En 2012 se concedieron 518 prestaciones, lo que supone casi un millón de euros, destacó. "Entiendo a los propietarios, pero todos tenemos que poner un poco de voluntad", añadió. El área de Vivienda insiste en solicitar ayuda a las personas que tenga una casa vacía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook