19 de diciembre de 2012
19.12.2012
Santa Cruz

Solo Cajasiete accede a ayudar a los vecinos amenazados con el desahucio

El Ayuntamiento muestra su indignación con el Banco Santander y Bankia por no contestar a sus peticiones

19.12.2012 | 01:53

Cajasiete Caja Rural es la única entidad bancaria que ha aceptado la propuesta planteada por el Ayuntamiento de Santa Cruz para poner en marcha el Servicio de Intermediación Hipotecaria dirigido a evitar los desahucios en la capital chicharrera. Esta iniciativa propone a los bancos costear el 50% de los honorarios del abogado que el Consistorio facilitará a los vecinos que no puedan hacer frente a su hipoteca para poder encontrar una solución. El grupo de Gobierno de la capital, formado por CC y PSC, no oculta su malestar ante la respuesta dada por otras entidades bancarias, en concreto, por Santander y Bankia, quienes "ni siquiera se han molestado en contestar al Ayuntamiento".
Precisamente, fue la falta de respuesta por parte de Bankia a la Corporación local en el procedimiento de desahucio que sufrió la vecina Carmen Omaña lo que provocó que el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, amenazara a este banco con retirar todas las cuentas del Consistorio y lo que llevó a Bermúdez a ocupar portadas de los medios de comunicación nacionales. En este caso se llegó a un acuerdo, pero según explicó ayer la concejal de Viviendas Municipales, la nacionalista Ángela Mena, ahora se vuelve a repetir la falta de respuesta por parte de dicha entidad.
"El problema de este banco es que aquí en la Isla no tienen capacidad de decisión alguna", indicó la edil. Pero para Mena la postura del Santander ha sido aún mucho peor. "Por la forma en la que actúan dan la sensación de que no les importa nada. Ni siquiera nos han devuelto la llamada. La verdad es que es muy triste", añadió la responsable de Viviendas Municipales en el Ayuntamiento chicharrero.
El BBVA tampoco ha aceptado la propuesta, aunque el grupo de Gobierno indica que el trato ha sido bastante diferente al recibido por Bankia y Santander. "Se reunió con nosotros la responsable en Portugal, pero finalmente no se sumaron a la iniciativa", comentó Ángela Mena. La Caixa (CajaCanarias) también atendió a los responsables municipales pero esta entidad explicó que ya tenía a un grupo de personas trabajando en los casos de desahucios para evitar que estos se produjesen.
Por lo tanto, solo Cajasiete participará en esta iniciativa municipal, de la que también forma parte el Colegio de Abogados. El acuerdo fue firmado ayer entre el alcalde y el director general de esta entidad bancaria, Fernando Berge. También estuvieron presentes en el acto la concejala de Viviendas Municipales y el director de Instituciones de CajaSiete Caja Rural, José Manuel Garrido.
El Ayuntamiento recuerda que la medida está dirigida a los vecinos empadronados en Santa Cruz afectados por ejecuciones hipotecarias y también a quienes prevean que en un futuro próximo no van a poder hacer frente al pago de sus cuotas, con el fin último de evitar los desahucios. Pero de momento solo podrán acceder a este servicio los clientes de Cajasiete, ya que los demás bancos no se han sumado. Los afectados podrán dirigirse a las oficinas de Información Ciudadana y a Viviendas Municipales, en la avenida Tres de Mayo número 40, o llamar al teléfono 922 013 523, en horario de nueve de la mañana a una del mediodía. Asimismo, también podrán utilizar el correo electrónico intermediacionhipotecaria@santacruzdetenerife.es.
El Consistorio se pondrá en contacto con el Colegio de Abogados para que designe a un letrado que realizará el seguimiento del caso. El abogado se encargará de mediar entre el vecino afectado y la entidad bancaria. Por cada servicio, los letrados cobrarán unos 120 euros, que deberán pagar al 50% las dos partes implicadas. El Ayuntamiento sufragará los 60 euros a los ciudadanos que no dispongan de recursos económicos para hacer frente a este gasto y los 60 euros restantes tendrán que ser abonados por el banco.
El alcalde asegura que a las entidades bancarias también les viene bien este servicio, pues se evitará la interposición de la demanda y la apertura de procesos judiciales costosos, por lo que Bermúdez aún mantiene la esperanza de que se sumen más bancos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook