30 de mayo de 2012
30.05.2012
SANTA CRUZ

San Andrés se viste de mago

200 vecinos bailan al son de las folías en la plaza del barrio

30.05.2012 | 02:54
Las integrantes del grupo coreográfico Agora actúan para los asistentes.

Al ritmo de las folías y seguidillas, cerca de 200 chicharreros, ataviados con trajes típicos de las Islas, participaron anoche en el Baile de Magos del barrio de San Andrés. La Plaza de Antonio Cova se convirtió en el escenario de esta fiesta, que en esta ocasión organizaron las asociaciones y los vecinos del barrio costero.
Silvia Díaz, tesorera de la Asociación de Mujeres Agora de San Andrés, afirmó que este baile es "más que nunca una fiesta del pueblo". Sus integrantes, junto a los miembros de la Asociación Juvenil Los Asomados, la Asociación Cultural Ibaute y la Banda de Música Amigos del Arte fueron este año los encargados de organizar todo. "Como no veíamos mucho movimiento en la comisión de fiestas del barrio, algunas de las asociaciones, en colaboración con los vecinos decidimos que se tenía que llevar a cabo, aunque fuera con nuestro dinero", explicó Díaz.
La pequeña Alba González, de tres años, no quiere perder tiempo. Mientras sus padres Esther Navarro y Francisco González charlan con amigos y familiares, ella prefiere aprovechar para comer. Su madre es de San Andrés y su padre de Tegueste. Sin embargo afirman que este es el primer Baile de Magos al que asisten. "Mañana pensábamos ir a la playa, pero todo depende de como vaya la fiesta. Tal vez nos toque descansar después de la fiesta", bromean.
Papas con mojo, conejo en salsa, tortillas, carne fiesta y vino del país llenaron las 30 mesas dispuestas en la Plaza. Juan José Requejo calienta la voz con ayuda de un vaso de vino. Es uno de los cantantes de la Parranda Agora, a los que pronto les toca actuar. "Vamos siempre que podemos a todos los bailes de la Isla", señala. Requejo, nacido en el País Vasco y residente en San Andrés desde hace 15 años, afirma haberse adaptado muy bien a las costumbres y tradiciones del Archipiélago. "El vino es excepcional y en esta Isla se come como en ningún sitio", expresó este parrandero.
Según transcurre la noche, los menudos de la casa, siempre los más atrevidos, son los primeros en marcarse unos pasitos al son de las folías. Iván García de siete años, ya ha sacado a bailar a las mujeres de su mesa en varias ocasiones. "Este niño nació danzando", ríe su madre Pilar. Por su parte, Teresa Baute espera ansiosa junto al improvisado escenario la actuación del grupo folclórico Paiba. "Me encanta celebrar estas fiestas con esta gran familia que es San Andrés. Esta noche promete", opinó esta vecina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine