19 de mayo de 2012
19.05.2012
LA LAGUNA

Tributo a los campesinos

Los vecinos de San Lázaro restauran una trilladora para convertirla en un monumento que se colocará en la rotonda del aeropuerto

19.05.2012 | 02:19
La trilladora convertida en monumento por los vecinos de San Lázaro.

La llegada de las trilladoras a La Laguna, hace un siglo, cambió el paisaje y facilitó el rudo trabajo que suponía separar el cereal de la paja. Una de estas máquinas que forman parte de la memoria rural del municipio, y muy especialmente de la zona agrícola de Los Rodeos, está lista para convertirse en el monumento al campesino de San Lázaro. La asociación de vecinos del barrio la ha restaurado y espera desde hace más de dos años que el Ayuntamiento acondicione una de las rotondas del aeropuerto para instalarla.
Antes de convertirse en pieza de museo, Domingo Ramos Cruz la donó a la asociación de vecinos. La Ajuria, marca emblemática de este tipo de aparatos, fue una de las seis que utilizaron durante años los agricultores de la zona.
"Nos parecía que nuestro barrio, que históricamente ha estado dedicado a la agricultura, debía rendir un tributo al campesino", apunta Manuel Hernández, miembro de la asociación de vecinos.
La idea se fue perfilando y en 2010 solicitaron al Ayuntamiento de La Laguna que les permitiera instalar el monumento en la rotonda de la carretera de San Lázaro, justo frente al aeropuerto. "Es el lugar ideal porque ahí lo verían los turistas cuando salen de Los Rodeos. Es un tributo especial y simboliza nuestras tradiciones y también nuestro presente, porque seguimos viviendo en una zona de cultivos. Lo único que nos hace falta es acondicionar el lugar para instalar la trilladora", explica Andrés Pérez, presidente de la asociación de vecinos.
La base de hormigón sobre la que se instalará ya está hecha. Según detalla Pérez, solo falta construir la techumbre que protegerá la trilladora de madera y metal de quedar a la intemperie. "Hace dos años, en el Ayuntamiento nos dijeron que tenían el dinero para la obra. Una empresa presentó un presupuesto por 12.000 euros, lo aprobaron y luego nos dejaron colgados", se queja Pérez.
Los vecinos están dispuestos a construirlo ellos mismos para que el proyecto salga adelante. Lo único que le piden al Consistorio son los materiales. "El concejal de Movilidad, José Alberto Díaz, se comprometió a ayudarnos y confiamos en que cumpla con su palabra", añade el presidente de la asociación. Además de la estructura, los vecinos también harán un jardín canario, con plantas autóctonas que cultivan en el Jardín Botánico que han creado en el barrio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine