05 de mayo de 2012
05.05.2012

La herencia de los genes

El santacrucero Raúl Delgado recuerda la figura de su tío abuelo

05.05.2012 | 02:39
Raúl Delgado.

Raúl Delgado recuerda como si fuera ayer una anécdota de cuando era un niño. A finales de los años 50, durante la bajada de la bandera en Capitanía General todos los ciudadanos que pasaban por ahí se ponían firmes y los falangistas alzaban la mano. Un día que iba con su padre, pasó por la plaza Weyler, "la plaza del maldito", como él llama al general Valeriano Weyler, justo cuando tenía lugar la bajada de la bandera. Pero en cuanto el acto comenzó, se fue corriendo de allí como alma que lleva el diablo. "No sé por qué lo hice, no sé la razón. Sólo sentí que eso no iba conmigo".
El santacrucero Raúl Delgado aclara nada más empezar la entrevista que sus inquietudes e ideología independentista "no vienen por Secundino", sino que son propias y que la historia de su tío abuelo no le condicionó. Eso sí, "puede ser que haya heredado los genes de la rebeldía".
Explica que Secundino Delgado nació en la calle San Lucas, en el barrio El Toscal, pero enseguida se trasladó con su familia al barrio de Duggi. Tenía cuatro hermanos y una hermana. Uno de ellos, Pedro, es el abuelo de Raúl. "Antes de morir, el único sobrino que le quedaba a Secundino era mi padre", indica.
Informa que el padre del nacionalista canario, cuando volvió de Madrid, estuvo un tiempo viviendo en la calle Progreso de Santa Cruz junto a su hermano Arturo. Según los datos que tiene, la familia más próxima a Secundino no comulgaba con sus ideas políticas. De hecho, Arturo Delgado era conservador y cuando murió su hermano quemó algunos de los escritos que había dejado.
Raúl Delgado sabe de memoria el poema que escribió su tío abuelo, titulado Patria: "Si el sol que primero vi fue el de mi patria, en Canarias, ¿qué quiere España de mí? ¿Yo olvidar donde nací por la madrastra arbitraria?", recita. Aunque el poema es muy largo, asegura que lo sabe de memoria. "La familia Delgado nos hemos caracterizado siempre por ser unos memoriones", resalta.
Finalmente, y a propósito de los actos organizados para conmemorar el centenario de la muerte de su tío abuelo, quiere dejar claro "mi total desacuerdo" con que se hagan ceremonias por separado. "Si todos los nacionalistas reconocen la figura de Secundino, deberían estar unidos y ser capaces de organizar juntos un gran acto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine