05 de mayo de 2012
05.05.2012

La desalinizadora del Norte para quitar el flúor depende de inversión privada

La empresa que financie los 15 millones de la obra explotará la instalación durante 35 años

05.05.2012 | 02:39

La estación desalinizadora de Las Llanadas, en Los Realejos, empezará a construirse a principios del próximo mes de noviembre con capital privado. Con esta nueva infraestructura se solucionará el problema de la mala calidad del agua del Norte de Tenerife.
En concreto, según avanzaron ayer los representantes del Consejo Insular de Aguas, diez municipios tinerfeños dejarán atrás las restricciones derivadas de los altos índices de flúor. Los municipios afectados son Los Realejos, La Orotava, Santa Úrsula, La Matanza, La Victoria, El Sauzal, Tacoronte, La Laguna y parte de Santa Cruz.
Ante la importancia de la obra y los problemas económicos actuales, el Cabildo de Tenerife ha decidido sacar el proyecto a licitación pública. La empresa privada que acredite las mejores condiciones pagará los 15.085.814 euros que costará construir la nueva instalación a cambio de una concesión para su explotación durante los próximos 35 años.
La obra entrará en funcionamiento el 1 de julio de 2014 y se surtirá de los caudales de los canales de Vergara y Almagre.
Finalmente, ha sido el Cabildo de Tenerife el se hace cargo de la desalinización del agua que procede del acuífero de Las Cañadas, el más abundante de la Isla pero también el que más problemas causa por los altos niveles de flúor, sodio y otro tipo de sales. La Laguna tenía listo su propio proyecto, con una desalinizadora en la zona de Montaña del Aire, si el Cabildo de Tenerife optaba por retrasar esta obra.
Que el terreno sea propiedad del Cabildo y la posibilidad de derivar la salmuera resultante de la desalinización del agua potable hacia la depuradora de Punta Brava, en Puerto de la Cruz, han llevado a los responsables del Consorcio de Aguas a decantarse por esta ubicación en Los Realejos. La nueva instalación ocupará una superficie de 7.500 metros cuadrados, estará a una cota de 1.160 metros sobre el nivel del mar y tendrá una capacidad de desalinización de 12.000 metros cúbicos de agua al día. "Vamos a mejorar la calidad del agua de todos estos municipio y esta apuesta, sin duda, merece la pena", explicó el consejero insular de Aguas, Jesús Morales.
Mientras, y según los primeros estudios económicos de los técnicos del Cabildo, desalinizar agua en la nueva estación de Los Realejos costará entre 33 y 42 céntimos por cada metro cúbico.
Este coste, indicaron, se revertirá en las facturas de los consumidores pero desde el Cabildo aseguran que en conceptos mucho menores porque "los municipios no tienen que desalinizar toda su agua", precisó Morales. Como ejemplo, los expertos del Consorcio citan la estación que se emplea en La Guancha para mejorar la calidad del agua de consumo por 29 céntimos el centímetro cúbico.
Javier Abreu, concejal de Aguas del Ayuntamiento de La Laguna, se felicitó ayer por la noticia ya que "nuestro municipio ha tenido una larga lucha por este motivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine