02 de mayo de 2012
02.05.2012
Fiestas de mayo

La romería, mejor en Tíncer

13 carretas y las parrandas bastan para animar las calles del barrio chicharrero

02.05.2012 | 04:20
Las carretas reparten comida entre los asistentes.

Tan solo dos días después de Tegueste, la romería que marca el inicio de estas celebraciones populares en Tenerife, el paseo romero de Tíncer volvió a sacar del armario los trajes de mago de cientos de vecinos de Santa Cruz de Tenerife y de otros puntos de la geografía insular. Bajo un sol resplandeciente y bien pertrechados con papas, carne, pellas de gofio, huevos duros y vino del país, todos acompañaron a las trece carretas participantes en su recorrido por las calles de este popular barrio de la capital.
"Esto va cogiendo fuelle año tras año. Es la romería de Santa Cruz y eso se nota", comentaba orgullosa Violeta Betis, la presidenta de la Comisión de Fiestas minutos antes de iniciar la marcha; unos momentos en los que las parrandas ya entonaban los primeros acordes de isas y folías y los fogones empezaban a despedir olor a carne a la brasa.
"La crisis claro que afecta, pero las ganas de fiesta de la gente pueden más", explicó Betis mientras recorría con la mirada las decenas de personas que se arremolinaban a ambos lados de las carretas en busca de algo con lo que saciar el apetito.
A la cabeza de una de ellas, Miguel Ángel Díaz, todo un veterano en este tipo de celebraciones, confesaba sentirse sorprendido por la capacidad de convocatoria de paseo romero de Tíncer. "Pensé que esto no iría a más, pero me equivoqué", reconoció este yuntero de Los Campitos mientras animaba a un niño a acercase a su pareja de bueyes. "¿Qué si muerden? No son perros chaval", bromeó.
Ataviado con el traje tradicional, el propio alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, defendió el "paso adelante" de esta celebración durante los últimos años. "Cada vez tiene más fuerza y más auge. Ha pasado de ser una romería del barrio a convertirse en la más numerosa del municipio", explicó. Acompañado de otros integrantes de la corporación como el edil del distrito Suroeste, Hilario Rodríguez, o los responsables de las áreas de Fiestas y Hacienda, Fernando Ballesteros y Alberto Bernabé, respectivamente, disfrutó al máximo de su primera romería como regidor santacrucero.
Porque, tal y como explicó el presidente de la Asociación de Vecinos La Cruz de Tíncer, Antonio Santos, no hace falta convertir esta festividad del folklore insular en un celebración tan multitudinaria como la de Tegueste del pasado fin de semana. "No hacen falta 40 ni 50 carretas si hay ganas de pasárselo bien y hay respeto a la tradición y el tipismo canario", aseguró.
Y es que ayer en las calles de Tíncer nadie echó en falta más carretas o parrandas. "La gente es muy cálida y se presta a pasar un buen rato, a bailar y cantar", dijo Tomás Perasa, uno de los integrantes de una de estos grupos musicales. Con su marimba a cuestas, este veterano romero, no obstante, sí defendió el regreso del paseo a su recorrido por el barranco de Santos.
Otros romeros, sin embargo, defendían fervientemente el actual trazado de la romería. "Aquí es todo más próximo, más cercano. Así lo vive y lo disfrutan todos", explicó Hilda Hernández, de la agrupación musical Leopoldo Morales. "Al final lo que buscamos todos es divertirnos", añadió. Y eso precisamente lo que lograron todos los que participaron de las festividades de Tíncer, ya que la fiesta se prolongó hasta bien entrada la tarde con el gran baile con actuaciones de Pepe Benavente y otras bandas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine