15 de febrero de 2012
15.02.2012
La Laguna

Empiezan a instalar una estatua de dos metros de Juan Pablo II

Un ciudadano polaco dona a la ciudad la escultura de bronce del Papa

15.02.2012 | 13:11
trabajos de instalación ayer de la base de la estatua de Juan Pablo II en la plaza Doctor Olivera.

La Diócesis Nivariense inició ayer la instalación de la escultura del Papa Juan Pablo II en la plaza Doctor Olivera, junto a la iglesia de La Concepción, con la colocación de la base. El monumento, obra del artista polaco Czeslaw Dzwigaj, es una estatua en bronce de cuerpo entero en el que Karol Józef Wojtyla aparece con la vestimenta litúrgica bendiciendo a una niña y un niño vestidos con ropas típicas de Canarias.

La obra ha sido donada por la Fundación Juan Kobylansky y la Unión de Sociedades y Organizaciones Polacas de América Latina (Usopal). El monumento será inaugurado el domingo 15 de abril, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de Juan Pablo II y el día de la Divina Misericordia.

El polaco Juan Kobylansky está muy ligado a Tenerife, donde tiene una residencia. Fue cónsul honorífico de Paraguay en Santa Cruz de Tenerife desde 1975 hasta 1989. "Soy católico, de origen polaco, ciudadano de la República Argentina y tuve el gran honor de conocer personalmente al Beato Papa Juan Pablo II. Estoy muy ligado al pueblo de Tenerife y quería donar esta obra en su honor y en el del sumo pontífice", señaló.

Nazis

Nacido en 1922 en Polonia y ya retirado ya de sus actividades comerciales e industriales, Juan Kobylanski ha dedicado la mayor parte de su tiempo a obras sociales, religiosas y políticas de su patria de origen. Dirige una fundación que defiende la figura de Juan Pablo II por todo el mundo, especialmente en los países de América Latina. En 1943 fue detenido por los nazis, según su biografía oficial, y recluido en los campos de concentración de Mauthausen y Gross Rosen. Tras sobrevivir al Holocausto, emigró a Italia, luego a Paraguay y a continuación a Uruguay, donde realizó labores consulares para su país. Kobylanski estuvo recientemente en Tenerife resolviendo los trámites para agilizar la colocación de la imagen de Karol Wojtyla con la ayuda de la Diócesis.

La Fundación Juan Kobylanski ya donó otras dos esculturas de Juan Pablo II a las ciudades de Buenos Aires y Montevideo. La de la capital argentina, de más de cuatro metros de altura, fue inaugurada en una explanada de la Biblioteca Nacional en agosto de 1999. La de la capital uruguaya tiene dos metros de altura y fue colocada en Tres Cruces, un lugar céntrico de la capital uruguaya, en mayo de 2005.

La estatua de La Laguna mide poco más de dos metros y llegó hace dos semanas al Puerto de Santa Cruz de Tenerife procedente de Polonia. La base instalada ayer en un lado de la iglesia de La Concepción está hecha de piedra maciza. Es un cubo que mide 1,5 metros por cada lado.

Las gestiones para obtener los correspondientes permisos de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento lagunero las llevó personalmente el obispo nivariense, Bernardo Álvarez, que es amigo personal de Juan Kobylanski.

Álvarez ha agradecido al responsable de la Unión de Sociedades y Organizaciones Polacas de América Latina su gesto hacia la Diócesis Nivariense y el pueblo de Tenerife, y ha mostrado su orgullo porque Aguere incorpore este homenaje al Papa polaco a sus calles.

Ya la capital tinerfeña había puesto su nombre a una calle del centro de la ciudad, la antigua vía 18 de Julio. Ahora La Laguna se suma con esta estatua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook