22 de noviembre de 2011
22.11.2011
Santa Cruz

El Gobierno de Canarias aparca la Ciudad de la Justicia

El Ejecutivo carece de los 120 millones que cuesta el edificio de 27 plantas. Spínola plantea como alternativa tres alturas más en la sede de los juzgados

22.09.2011 | 04:00
Fotomontaje del proyecto de la Ciudad de la Justicia, en la avenida Tres de Mayo. /

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Francisco Hernández Spínola, adelantó ayer que la construcción de la conocida como Ciudad de la Justicia de Santa Cruz, un proyecto que prevé aglutinar la sede de la Audiencia Provincial y los juzgados, no podrá iniciarse el próximo año y muy difícilmente podrá ejecutarse a medio plazo. El consejero apuntó en los pasillos del Parlamento de canarias que la crisis económica ha dejado a una lado una inversión que asciende a más 120 millones de euros.

"No estamos hablando de un proyecto realista en estos momentos. Es evidente que no tenemos dinero para acometer una obra de esta envergadura", dijo el consejero. La Ciudad de la Justicia es un proyecto elaborado por el equipo de arquitectos Correa y Estévez que resultó ganador de un concurso de ideas convocado en el año 2006. Sin embargo, nunca se ha iniciado su ejecución y, de hecho, en los presupuestos regionales para el presente ejercicio se contabilizaba una dotación de apenas un euro con el fin de intentar darle continuidad financiera.

La idea era construir el inmueble sobre una parcela de Cabo Llanos, con un total de 27 alturas. Hernández Spínola señaló que para atender "las evidentes" carencias que existen en materia de Justicia en Santa Cruz han retomado el proyecto diseñado por el anterior equipo de la Consejería, encabezado por José Miguel Ruano, que consiste en realizar tres pisos más en el actual Palacio de Justicia, en la avenida Tres de Mayo.

El consejero señaló que la propia Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz le ha comunicado que no hará falta ni siquiera llevar a cabo un cambio en el Plan General de Ordenación (PGO) vigente, ya que el planeamiento permite esta modificación. Desde el Gobierno de Canarias se considera que se trata de una solución temporal, aunque tan sólo su ejecución ya puede implicar años de obras.

"No nos queda más remedio que recurrir a soluciones como ésta dadas las dificultades por las que atraviesa la Justicia en estos momentos en cuanto a disponibilidad de locales donde desarrollar su labor", matizó el consejero.

No obstante, Spínola indicó que la medida se tomará después de hablar con todos los sectores implicados, como los representantes de la Audiencia Provincial, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y los trabajadores. Estos últimos ya han mostrado sus reticencias al aumento de alturas del actual Palacio de Justicia de la avenida Tres de Mayo y han pedido un informe para poder constatar que efectivamente la estructura del actual Palacio soporta que se eleven varios pisos más.

Los representantes sindicales han advertido de la aparición de grietas en la estructura del inmueble, una situación que podrá empeorar en caso de que se eleve el edificio en más alturas. "Nadie niega que hay una necesidad real por la dispersión actual de sedes judiciales que existe en Santa Cruz pero una cosa son las necesidades y otra muy distinta los recursos con los que contamos".

Durante su época en la oposición como portavoz socialista, Spínola fue uno de los diputados que más criticó la falta de previsión del Ejecutivo para atajar las necesidades judiciales de la capital tinerfeña. Sin embargo, ayer tuvo que ser concluyente a la hora de ratificar que "por ahora" no hay posibilidad alguna de comenzar la edificación de la denominada Ciudad de la Justicia.

"Trabajamos con una única alternativa que nos permitirá funcionar durante un tiempo como es elevar en alturas el actual Palacio de la Justicia", detalló el consejero. Spínola recuerda que en estos momentos la crisis económica ha implicado la reducción en un 20% de la inversión pública. "La obra, de la que en ningún caso dudamos de su necesidad y conveniencia, fue diseñada en una época en la que el Gobierno contaba con muchos recursos y podía haberla llevada a cabo, pero ahora estamos en otro momento".

Incluso se llegó a plantear la posibilidad de que se realizara a través de la inversión privada aunque luego esta alternativa se desechó por la elevada cantidad de intereses que habría que pagar a quienes aportaran los fondos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas