26 de julio de 2011
26.07.2011
Santa Cruz

La capital rinde culto a su santo

La Concepción celebra una misa para conmemorar La Gesta y el día de Santiago

26.07.2011 | 13:02
Una banda militar desfila frente al alcalde y demás autoridades municipales.

Los santacruceros celebraron ayer el día del patrón del municipio. La iglesia de La Concepción, junto a la calle de La Noria, fue el lugar escogido por decenas de fieles que acudieron a misa en el día en el que también los chicharreros conmemoran la victoria de los soldados chicharreros contra Nelson.

Antes de empezar la eucaristía, vecinos y autoridades del Ayuntamiento, del Cabildo de Tenerife y del Gobierno canario, así como militares de diferente rango y especialidad, rindieron honores al pendón de la ciudad. El estandarte salió a recibirles a las 19:30 horas hasta la puerta principal de la iglesia.

Tras un desfile de los soldados, incluida su banda de música, comenzó el acto religioso. La solemnidad del sermón se hizo notar, así como la emoción de muchos de los asistentes. La participación de la Coral Polifónica del Círculo de la Amistad XII de Enero arrancó las lágrimas de algún que otro asistente al escuchar sus cánticos en honor al patrón.

Entre las lecturas de los pasajes de la biblia a lo largo de toda la liturgia destacó la presencia de Sor Josefina León, la madre superiora encargada de dirigir el comedor social de La Milagrosa, en la calle de La Noria. Aunque el llanto de un niño y los tonos de llamadas de varios teléfonos móviles se oyeron más de una vez de fondo, nada interrumpió la misa para la que todos se vistieron con sus mejores galas, incluidos los sombreros que más de una señora llevaba en la cabeza.

Al terminar el acto religioso una hora y media más tarde, sobre las 21:00 horas, comenzó la procesión con la imagen del Santiago apóstol a caballo. Pasó por las calles de Santo Domingo, Cruz Verde, Doctor Allart, General Gutiérrez, Imeldo Serís, Candelaria, Santo Domingo y Padre Moore.

Escasos fueron los que no concluyeron el recorrido. La mayoría disfrutó de más de una hora de procesión, siempre guiados por las luces de las velas que portaban los miembros de la Hermandad del Santísimo Sacramento. Orientaron el camino al Santo, el de sus fieles y el recuerdo del día en que la ciudad se unió para evitar que el almirante británico Nelson invadiese Santa Cruz, hizo ayer 214 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook