14 de junio de 2011
14.06.2011
Santa Cruz

60 años con San Antonio

Más de 300 fieles acompañan al patrón por las calles de Las Retamas. Los fuegos artificiales marcan el final de la fiesta

14.06.2011 | 11:48
Cientos de devotos acompañan a la imagen que avanza por la calle Hurtado de Mendoza. /

El sonido del timple, de las chácaras y hasta del bucio resonó ayer en la parroquia de San Antonio de Padua. Por fin llegó el gran día de las fiestas del barrio santacrucero que lleva su nombre. Más de 300 vecinos de la zona, fieles y curiosos se congregaron en la iglesia para ver de cerca al santo, a quien tantas veces le han solicitado la llegada de amores y a quien tanto han rezado.

"¡Viva San Antonio!", clamaron los devotos al cargar la talla a la salida del templo. Multitud de esterlitzias anaranjadas adornaban el trono de la imagen del patrón que al compás de la Banda de Música Unión y Amistad se paseó por las calles de la zona.

Poco antes de comenzar la procesión tuvo lugar la misa oficiada por el padre Antonio. Durante media hora, el sacerdote dedicó palabras a la imagen y destacó la importancia de ser generosos con los demás y de ayudar a quien lo necesita "tal y como lo hacía San Antonio".

Como contempla la tradición eclesiástica, unos minutos antes de concluir la homilía se procedió al reparto del pan bendito entre los fieles. "Mucha gente pasa hambre y ojalá todos echemos una mano a los demás para que este pan no le falte nunca a nadie", señaló el sacerdote al tiempo que distribuía las hogazas después de que los allí reunidos se dieran la paz unos a otros.

La misa de ayer no era una más. El grupo folclórico Jariguo del barrio de Vista Bella se encargó de otorgarle ese carácter canario gracias a sus isas y folías que inundaron el templo de colorido y también de festividad.

El presidente de la asociación de vecinos, Juan Florido Úbeda, se mostró muy orgulloso y alegre por el desarrollo de las fiestas de su querido barrio, que se celebran desde hace más de 60 años. "Estoy muy contento al ver a tantas personas del barrio reunidas y que no faltan a la cita año tras año", comentó emocionado sin apartar la vista del santo.

La vicepresidenta, Rosi Rodríguez quiso aprovechar la ocasión para agradecer a todos los vecinos su implicación en la recaudación de fondos para celebrar esta festividad, a la vez que animó a todos los santacruceros a que acudan al barrio a "disfrutar de sus fiestas y de su gente".

La procesión avanzó por la calle Sargento Provisional y ascendió por la de Hurtado de Mendoza hasta llegar a la vía del Mesonero Ramón, una vez allí regresó a la parroquia por la calle de Rosalía de Castro. A su entrada en el templo, los fuegos artificiales adornaron el cielo cuando el reloj marcaba más de las 22:00 horas.

Entre los fogonazos y los sonidos del timple del grupo folclórico Jariguo concluyeron un año más las fiestas en honor a San Antonio de Padua, uno de los más venerado por aquellos que suspiran por un querer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook