22 de abril de 2011
22.04.2011
Semana Santa

Las mujeres del Jesús Cautivo

Uno de los pasos de la hermandad de la Macarena es cargado solo por costaleras

24.04.2011 | 01:50
Los costaleros y costaleras de los dos pasos de la Cofradía de la Esperanza Macarena de La Concepción, ayer antes de salir en procesión a las calles de Santa Cruz.

La imagen del Jesús Cautivo solo cuenta con 12 años, pero desde entonces lo cargan mujeres. A día de hoy son 28 las costaleras que bailan este paso al son de las réplicas de los tambores. Estas mujeres son las primeras que llevaron un paso en la isla de Tenerife. Lo cargan, no lo portan. Esta distinción marca la diferencia. Ellas llevan el peso sobre los hombros, cargan la talla de manera compensada, pero al mismo tiempo es la forma más complicada y sufrida de llevar sobre sus hombros al Cautivo.
Este paso, junto al de la María Santísima de la Esperanza Macarena, son las tallas que más emocionan a los santacruceros. Tanto los cofrades como los costaleros aseguran que es una sensación que no se puede explicar con palabras y que anoche volvieron a disfrutar en el Jueves Santo de la capital. Las mujeres de Jesús Cautivo defienden su paso, pero no pueden negar "sentir algo especial" cuando ven llegar a la Macarena a la parroquia de San Francisco de Asís.
Tanto el paso del Jesús Cautivo como el de la Macarena pertenecen a la Hermandad Real Cofradía de la Esperanza Macarena de La Concepción de Santa Cruz de Tenerife. Están hermanadas con la de Sevilla y ayer se mostraron solidarios con ellos, ya que "su Macarena" no pudo salir por el mal tiempo que afecta a la capital andaluza.
Estas mujeres llevan sobre sus hombros más de 800 kilos durante casi cuatro horas, pero aseguran que cuando se va debajo de la talla "te olvidas". Mercy Llarena carga el paso desde hace seis años, no sabe explicar con palabras lo que siente cuando tiene el peso de Jesús encima pero afirma que "te olvidas del peso". Para esta costalera es el único día en el año en el que "tengo de verdad tiempo para pensar en mi vida". Todas ellas afirman que es un momento especial y que aunque llevan muchos años cargando el paso "los nervios son inevitables".
Cristina García es una joven santacrucera que ayer se estrenó en la Semana Santa como costalera. Reconoce que ha entrado en la cofradía porque Mercy "me incitó". Estaba muy sonriente pero al mismo tiempo aseguró que los nervios le estaban pasando una mala jugada.
Para las costaleras, aunque llevan más de un mes preparándose para este día, ayer fue una jornada "agotadora". No solo porque la noche iba a ser "dura", sino porque desde primera hora de la mañana tuvieron que custodiar el paso. La talla que se encontraba en la iglesia de La Concepción estuvo acompañada durante toda la jornada por sus costaleras. A la salida de la parroquia, las cofrades pusieron un pequeño puesto con estampas de la Virgen y velas.
Las mujeres del Jesús Cautivo llevan un uniforme que les distingue de sus "hermanos macarenos". Ellas van con alpargatas negras, pantalón del mismo color, una camiseta blanca y pañuelo y faja morados, morado que representa la pasión de Cristo. Por su parte, los costaleros de la Santísima de la Esperanza Macarena llevan un fajín verde, color de la esperanza.
Conchi es costalera desde que la cofradía trajo al Cautivo a Santa Cruz, pero desde hace dos años es aguadora. Aunque no puede cargar con el paso asegura que la sensación de acompañar a sus compañeras en un día como el de ayer es algo que "no se puede explicar con palabras".
Todas saben que hoy estarán agotadas y que les dolerá todo el cuerpo, pero aseguran que no cambian a su paso por nada del mundo. Además tal y como indicó Mercy "no hay nada mejor como llegar a casa y tomarse un antiinflamatorio". Estas mujeres realizaron un gran esfuerzo pero nada comparable con el sacrificio que hizo Cristo.
Ayer por la noche estas costaleras consiguieron que los santacruceros que acudieron a la procesión de la Macarena y Jesús Cautivo se emocionasen. Los feligreses coinciden en lo mismo, en que este procesión es la "más emotiva" con la que cuenta la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas