18 de marzo de 2011
18.03.2011
Puerto de la Cruz

El TS avala la protección de la Casa Amarilla

El Tribunal Supremo ordena que se mantenga la catalogación como BIC del primer centro de investigación de primates del mundo

18.03.2011 | 13:50
Imagen de la Casa Amarilla en 1993.

El Tribunal Supremo (TS) ha garantizado por sentencia que la conocida como Casa Amarilla del Puerto de la Cruz siga siendo Bien de Interés Cultural (BIC). El fallo del Alto Tribunal rechaza un recurso presentado por una empresa particular en la que pedía que se retirara esta catalogación del inmueble. Sin embargo, la Sala da por válidos los argumentos esgrimidos por el Cabildo tinerfeño para conservar este inmueble apelando a que en el mismo se llevaron a cabo importantes estudios sobre los primates.

De hecho, el TS reconoce que esta es una de las principales razones de peso para mantener la catalogación, dado que en la Casa Amarilla se situó el primer centro de investigaciones de este tipo del mundo. En este enclave, también se desarrollaron experimentos para conocer los procesos de aprendizaje de los simios, a fin de extraer conclusiones tales como que los chimpancés exhiben una conducta inteligente cualitativamente similar a la del hombre, aunque con una actividad cuantitativamente inferior. Todas estas ideas siguen vigentes aún hoy en día, pues son la base del debate sobre si deben reconocerse a estos animales determinados derechos.

El Supremo admite que los estudios del doctor Köher dieron lugar a la gran obra clásica de la psicología Pruebas de inteligencia en los chimpancés. "Todo esto puede ser desconocido para el gran público, pero basta con informarse sobre el particular para comprender la importancia de estos estudios. Si un determinado lugar ha tenido una relación directa con obras científicas, literarias o artísticas relevantes, nos parece razonable que sea sometido a protección como sucede en el caso de las casas de ciertos escritores, que han sido declaradas bien de interés cultural cuando el lugar ha tenido una influencia notoria en su obra".

El Supremo indica que el Cabildo ha demostrado "coherencia irreprochable" a la hora de reconocer la importancia de este lugar. "Ahora sólo queda esperar que adopte efectivas medidas que garanticen su rehabilitación y conservación".

La empresa, sin embargo, adujo retrasos en la catalogación final del inmueble y puso incluso sobre la mesa que en realidad el centro sirvió como lugar donde se realizaron actos de espionaje. El TS rechazó ambos argumentos y tuvo en cuenta su pasado científico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook