15 de marzo de 2011
15.03.2011
La Laguna

Descartan que en San Juan haya una fosa con desaparecidos

Los arqueólogos finalizan sin éxito la excavación en busca de 11 represaliados del franquismo cuyos restos se creía que fueron enterrados en el cementerio

15.03.2011 | 14:13
Parte del equipo de las excavaciones, en la zona del Pozo de la Cal.

Hoy concluye el plazo de las excavaciones realizadas en el lagunero cementerio de San Juan. Los trabajos, que se han realizado a buen ritmo y según el cronograma previsto por el equipo de expertos a cargo del profesor Miguel Ángel Clavijo, descartan "sin lugar a dudas" la presencia de restos de represaliados del franquismo en el citado camposanto. Las investigaciones empezaron el pasado 15 de febrero en el cementerio más antiguo de la ciudad de los Adelantados. Hasta este punto les condujo las investigaciones realizadas por el historiador tinerfeño Alfredo Mederos, en representación de la Asociación de la Memoria Histórica.

No obstante, un mes después y tras haber centrado sus pesquisas en tres puntos del cementerio, el equipo de arqueólogos, historiadores y bioantropólogos de la Universidad de La Laguna (ULL) está en disposición de descartar que los restos de los once represaliados de la Guerra Civil que se pensaba estaban en algún punto del recinto fueran arrojados en San Juan. "Actualmente estamos recopilando toda la información, ya que todo el proceso ha sido ampliamente documentado, para después elaborar la memoria que recogerá todos los detalles y las conclusiones a las que hemos llegado", explicó ayer Clavijo. El documento podría estar listo en semanas y será entregado a las partes vinculadas al proyecto, que responde a un convenio firmado entre el Ayuntamiento de La Laguna, el Cabildo de Tenerife y la Universidad.

De hecho, hoy mismo se celebrará una reunión en el cementerio para informar al concejal encargado de esta instalación, Plácido Mejías, de los resultados de las investigaciones. "Procederemos a dejar las zonas de las excavaciones tal y como las encontramos. Quedarán, eso sí, algunos elementos protegiendo los enterramientos que hemos descubierto. De esta manera quedará constancia de nuestro trabajo por si, pasados los años, se vuelve a realizar cualquier tipo de intervención en el lugar", aseguró ayer Clavijo. Se había planteado la posibilidad de dejar las excavaciones a la vista durante unas semanas, para que pudieran ser visitadas, un extremo que finalmente ha sido descartado.

Tres puntos imposibles
El primer enclave que se abordó fue la zona conocida como el Pozo de la Cal. Las fuentes orales recopiladas por Mederos situaban a los once desaparecidos en el punto anexo a la capilla. Durante las dos primeras semanas, el equipo trabajó en el perímetro indicado por los familiares. En su búsqueda alcanzaron la zona rocosa en la que se enclava el cementerio sin hallar pista alguna de los desaparecidos.
En el camino, el equipo destapó los restos de sendos accidentes aéreos ocurridos en el aeropuerto de Los Rodeos en 1972 y 1977.

También se encontraron con enterramientos procedentes de la primera época del camposanto, de la primera mitad del siglo XIX.
Posteriormente, el equipo trasladó hasta la cherche, el punto del cementerio destinado a las inhumaciones no católicas. Después de hallar varias fosas con neonatos y un individuo de probable procedencia musulmana, también fue descartada. Para concluir, el equipo dirigido por el profesor de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua de la ULL, decidió añadir a sus indagaciones un último enclave, la fosa común que se encuentra bajo uno de los laterales del cementerio. Tras acceder a la misma, este último punto también ha sido finalmente descartado. Las dudas en torno a si los once desaparecidos en La Laguna tras el alzamiento militar de Franco están en San Juan quedan, en palabras del director científico del proyecto, "totalmente descartadas".

Respecto a este mes de trabajo, Clavijo explicaba ayer con orgullo que "ha sido un estudio sencillo en el que, afortunadamente, no nos hemos encontrado con problemas. Partíamos de una información previa y hemos despejado esa duda". La profesionalidad del equipo y el alto nivel de colaboración por parte del Ayuntamiento de La Laguna son dos de los aspectos con los que Clavijo dice haberse sentido más cómodo.

"Hemos protagonizado un proceso abierto a todos, tal y como nos planteamos desde un principio. Este es un tema delicado que hay que tratar con la mayor sensibilidad posible. Durante todos lo trabajos hemos recibido visitas de los medios de comunicación, familiares y alumnos de la Universidad", añadió Clavijo.

Una vez finalizada la primera intervención de este tipo en Tenerife, la próxima excavación para buscar represaliados de la Guerra Civil en la Isla tendrá su localización en las Cañadas del Teide. De hecho, ya se están llevando a cabo los estudios e investigaciones documentales para acotar las zonas donde se procederá a iniciar las excavaciones, en torno al próximo mes de mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook