13 de marzo de 2011
13.03.2011
Santa Cruz

El PGO recomienda la unión urbanística con La Laguna

La revisión del Plan General urge a adoptar acciones para acabar con la "ciudad desvertebrada" y aboga por un modelo metropolitano que incluya también a Candelaria y El Rosario

13.03.2011 | 03:16
Panorámica aérea de Santa Cruz de Tenerife.

Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna precisan un ordenamiento urbanístico conjunto que palié los actuales problemas de gestión de servicios en el área metropolitana. El equipo redactor del Plan General de Ordenación de la capital chicharrera subraya en la Memoria de Ordenación Estructural la necesidad de emprender acciones en esta dirección para poner remedio a la "ciudad desvertebrada" existente en la actualidad como consecuencia de la "difusa" edificación de la ciudad durante los últimos años del pasado siglo.
Para ello, la revisión del Plan General contempla futuras acciones en las zonas colindantes entre ambos municipios para adecuar su crecimiento a los estándares adecuados de habitabilidad y equipamientos necesarios. Asimismo, el documento pone de relevancia que la puesta en marcha de otras actuaciones relacionadas con los sistemas viarios (Vía Cornisa y TF-5, entre otras) y otros medios de transporte (tranvía y líneas de guaguas) servirán para sentar las bases de lo que podría ser un planeamiento urbanístico conjunto par ambos municipios, así como los de El Rosario y Candelaria.
El documento aprobado el pasado viernes por el Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo y por la Junta de Gobierno también destaca el notable aumento poblacional en los límites de los municipios colindantes (La Laguna, El Rosario y Candelaria) a Santa Cruz y cuya actividad está directamente relacionada en torno a esta. Las estadísticas revelan que más de 85.000 personas residen en este tipo de asentamientos (Barranco Hondo, Radazul, Caletillas, Taco o La Cuesta, entre otros muchos), lo que se traduce en un considerable aumento de la periferia a través de un territorio edificado continuo que supone la confirmación del crecimiento de la ciudad más allá de los núcleos tradicionales de Santa Cruz y La Laguna.
El documento también pone de relieve la capacidad de adaptar el planeamiento urbanístico al crecimiento poblacional del municipio capitalino durante los próximos doce años, el plazo máximo de vigencia del PGO desde su entrada en vigor. Según las estimaciones del equipo redactor, el número de santacruceros oscilará entre los 255.000 y los 287.305 en el año 2023.
Dicho incremento, según recoge el propio texto, dependerá de los flujos migratorios en el interior de la Isla y estará en función del tipo de planificación de desarrollo económico y social que se lleve a cabo, de la eficacia de la gestión urbanística y del impulso y diversificación de la oferta inmobiliaria que se realice de vivienda de promoción libre y sujeta a protección pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook