30 de enero de 2011
30.01.2011
Elecciones

Que gane el mejor

Los candidatos de CC, PSC y PP al Ayuntamiento de Santa Cruz intercambian soluciones para el futuro de la capital y coindicen en la necesidad de recuperar la estabilidad política

30.01.2011 | 02:16
Los candidatos al Ayuntamiento de Santa Cruz el próximo mayo muestran su deportividad frente a la fuente del parque García Sanabria.

En realidad no son los únicos candidatos políticos que aspiran a la Alcaldía de la capital tinerfeña en mayo de este año, pero sí los que más opciones tienen con diferencia de ganar las próximas elecciones municipales. José Manuel Bermúdez, por CC; Cristina Tavío, por el PP; y Julio Pérez, por el PSC, se medirán en las urnas el 22 de mayo. La candidata popular es la única de los tres que se presenta por segunda vez, tras el mandato 2003-2007 en el que fue teniente de alcalde de la ciudad. Sin embargo, todos tienen una dilatada carrera política en diversas instituciones públicas de Tenerife y Canarias.

"Que preparen una mochila de cariños porque para despertar esta ciudad necesitaremos todos los grandes partidos repartir confianza entre los ciudadanos". Es el consejo que Tavío da a sus compañeros y rivales. Además, no le duelen prendas al afirmar que "con Julio y José Manuel, dada su formación jurídica, estoy segura de que va a elevarse el nivel de los debates en Santa Cruz". "Muchas gracias, Cristina", le responden ambos, al tiempo que le estrechan la mano en señal de agradecimiento.

Seguramente serán muchos los puntos que los desunan en un proyecto político para la capital tinerfeña, pero los tres aseguran coincidir en algo: que los plenos del Ayuntamiento no pueden seguir siendo interminables, sin límites establecidos para las intervenciones. Por eso, se comprometen a establecer un reglamento más rígido si accede alguno de ellos a la Alcaldía para acortar la duración de estos debates.
También coinciden en que si son alcaldes tendrán que renunciar a parte de su vida personal, a su intimidad. "Mi oficina será la calle y parte de mi misión será revisar que las obras de la ciudad se terminen a tiempo para evitar duplicar su presupuesto", apunta la candidata popular. "Los ciudadanos deben saber mucho de su alcalde y éste no debe tener secretos", añade el socialista Julio Pérez.

"Desde el momento en que eres el máximo responsable de un ayuntamiento como el de Santa Cruz, supongo que la transparencia en tu vida pública y privada será algo habitual", señala Bermúdez. En cualquier caso, los tres han ocupado ya puestos de responsabilidad política y saben en cierta medida que éste será el precio que se paga en estos casos.

Los tres candidatos admiten el deterioro de la vida democrática en la ciudad y aseguran que volcarán sus esfuerzos en conseguir reinvertir la situación. "La política debe ser más atractiva, más inteligible y que genere más interés en los ciudadanos para que participen activamente", apunta Julio Pérez.

En ello coinciden también sus adversarios. Están dispuestos a renunciar a ciertos proyectos partidistas a cambio de alcanzar acuerdos para la ciudad. José Manuel Bermúdez, del partido que ha gobernado Santa Cruz en los últimos 30 años, admite que en el último mandato "ha faltado estabilidad política". Para evitar esa situación, cree que "desde el minuto uno que esté en la Alcaldía, mi objetivo será Santa Cruz", en alusión a que aparcará también otros intereses partidistas.

Pero, además, si quieren acercar la vida política a los desencantados ciudadanos, el 50% de los cuales no vota en las elecciones, tendrán que apostar por la transparencia. Así lo asegura Tavío, quien apunta que ésta será la herramienta "para recuperar la ilusión y el orgullo de los vecinos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook