23 de julio de 2010
23.07.2010
En 2011

La Isla tendrá una guagua híbrida que costará 297.000 euros

El gerente de Titsa asegura que el vehículo, todavía pendiente de asignar a una ruta, atenderá el servicio de una línea urbana

21.07.2010 | 13:27

La Isla tendrá una guagua híbrida, un modelo pionero en España. La compañía Titsa (Transportes Interurbanos de Tenerife) ha adjudicado a la empresa Carrocera Castrosua su montaje, que supondrá una inversión de 297.500 euros.

El gerente de Titsa, Manuel Franco, manifiesta que para ver circular en la Isla a este nuevo vehículo habrá que esperar hasta el próximo año. Aún no se ha determinado en qué parte de Tenerife prestará servicio, pero "sí está claro que será una línea urbana".

Titsa probó en mayo en Santa Cruz y en La Laguna este modelo, que fue presentado en el marco del Salón Atlántico de Logística y Transporte (Salt) 2010. "En ambas ciudades funcionó muy bien, pero habrá que estudiar dónde que se queda definitivamente", explica Manuel Franco. Eso sí, lo que sí está claro es que no cubrirá el trayecto entre estos dos municipios "por motivos de carga y velocidad", añade.

Esta guagua híbrida "permite reducir el gasto de combustible un 30%. Combina un motor de combustión interna (diesel) y uno eléctrico, que se va recargando con la energía sobrante que genera el primero. Además, apenas realiza ruidos y está montado, casi en un 100%, con elementos reciclables", comenta el gerente de la compañía Titsa.

Asimismo, dice que "con este modelo mejorará el servicio a los ciudadanos al contaminar menos. La guagua híbrida es el futuro del transporte público, y nosotros también queremos sumarnos a él". El modelo Tempus es el primero de España y uno de los primeros de Europa.

La guagua híbrida es una nueva apuesta para Titsa, una compañía que atraviesa una muy difícil situación. El Cabildo de Tenerife tuvo que aprobar un Plan de Saneamiento debido a su elevado déficit y para intentar que la empresa llegue a ser gestionable. Lo que estaba claro es que la deuda que arrastraba la compañía ya no era asumible, "por lo que se tienen que llevar a cabo todas las medidas necesarias para frenar el deterioro de la compañía".

La gestión de Titsa correspondía anteriormente al Gobierno de Canarias. A continuación pasó a manos del Cabildo, después de que esta administración convenciese al Ejecutivo canario de que "lo más conveniente era que la corporación coordinara todo el transporte público, tranvía, guaguas y taxi, para prestar un mejor servicio al ciudadano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine