19 de julio de 2010
19.07.2010
40 Años
40 Años
SANTA CRUZ

La crisis aparca de nuevo el Museo del Carnaval

Cultura sospecha que "una mano negra" torpedea desde hace años este proyecto

18.07.2010 | 04:00
Montaje en el que se aprecia el Museo del Carnaval que diseñó el arquitecto Joaquín Galera. / la opinión

El proyecto para dotar a la capital de un Museo del Carnaval se ha vuelto a esconder en un cajón. Ni siquiera los numerosos carnavaleros que se unieron en la red social Facebook para exigir al Ayuntamiento que construya "de una vez" esta infraestructura han conseguido animar a la corporación a quitar el polvo a esta iniciativa, que nació ya hace cuarenta años.

La gerencia del Organismo Autónomo de Fiestas aclara que en estos momentos de crisis el Museo no es una prioridad, ni lo será en los próximos años. Ahora es la crisis, pero siempre ha habido un motivo para que esta aspiración de los amantes del Carnaval se quede sólo en una idea.

Maribel Oñate, concejal de Cultura del Ayuntamiento, y experta en Carnavales por encargarse de esta área durante muchos años, fue una de las impulsoras del Museo. Oñate bromea con una posible "mano negra" que impide que este proyecto salga adelante. "Creo que ha habido muy poco interés en esto, a pesar de saber que un Carnaval tan importante como el de Santa Cruz necesita de un lugar donde albergar su historia", dice.

La construcción de este inmueble, que recogería los principales elementos del Carnaval de la capital, considerado como Fiesta de Interés Turístico Internacional, supondría una inversión de unos 4,5 millones de euros.

Se han barajado dos posibles ubicaciones. Una de ellas ha sido planteada por el Partido Popular y se sitúa en la calle de La Noria, junto al puente Serrador; y la otra, propuesta por el arquitecto Joaquín Galera, se situaría en el edificio de aparcamientos ubicado al lado del barranco de Santos, en Ramón y Cajal. Incluso, el PP, según recordó Oñate, quería alquilar la antigua fábrica de tabaco que se encuentra en la Rambla "para comenzar allí a preparar el Museo hasta que finalizasen las obras de construcción del edificio en su ubicación definitiva". Pero no se construyó con los populares, y tampoco parece que se hará con los nacionalistas.

El Museo acogería todos los trajes y elementos de interés del Carnaval, y contendría permanentemente toda la información en imagen y sonido de la fiesta.

Además, el arquitecto Joaquín Galera ha asegurado que el Museo generaría ingresos por entradas de turistas y residentes y también por la energía eléctrica producida por la cubierta y fachada solar. Una vez amortizado el coste de ejecución del proyecto, durante los primeros cinco años, los ingresos obtenidos desde entonces permitiría la autofinanciación de la fiesta del Carnaval, estimándose ingresos superiores a los tres millones de euros.

Pero parece que no hay razones suficientes para ejecutar esta iniciativa. Mientras, la historia del Carnaval se pierde o se guarda en algún lugar donde prácticamente se olvidará. Un año más no hay dinero para este Museo y tampoco lo habrá para el próximo. En esta legislatura Santa Cruz tampoco tendrá Museo. Y esta vez se entiende por la crisis, pero habrá que ver cuál será la próxima excusa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine