18 de julio de 2010
18.07.2010

Manuel González Blanco, propietario de El Globo, fallece a los 98 años

El conocido empresario, uno de los primeros en apostar por la zona centro, sufrió un accidente cerca del García Sanabria

17.07.2010 | 03:43
Imagen del edificio donde se encontraba el almacén El Globo.

El empresario y antiguo propietario de los conocidos Almacenes El Globo y de otros negocios de la capital tinerfeña, Manuel González Blanco, fue enterrado durante la tarde de ayer en el cementerio de Santa Lastenia acompañado de sus familiares y amigos. El fallecido, de 98 años de edad, perdió la vida durante la tarde del pasado jueves como consecuencia de las lesiones producidas después de ser arrollado por una motocicleta en las inmediaciones del parque García Sanabria.

Manuel González Blanco se encontraba retirado en el momento de su fallecimiento. A lo largo de su carrera profesional había dirigido uno de los establecimientos dedicados al sector textil y al mundo de la moda con mayor tirón comercial de la ciudad, los almacenes Globo, hasta el cierre de estos a finales del año 2006 para acoger la apertura de una conocida franquicia.

Según recordaba ayer el gerente de la Asociación Zona Centro, González Blanco fue uno de los primeros en apostar por el centro de la capital tinerfeña como el lugar idóneo para instalar su negocio. "Fue de los primeros en abrir su establecimiento en la calle Castillo", apuntó. Del mismo modo, José Pello destacó el carácter innovador y pionero del fallecido que le convirtieron en "uno de los grandes empresarios de Santa Cruz de Tenerife".

El gerente de la Asociación Zona Centro recordó asimismo el carácter afable y accesible y la sencillez de Manuel González Blanco que le llevaron a ser uno de los comerciantes más conocidos de la ciudad entre sus colegas y el resto de la población santacrucera.

El almacén El Globo fue durante décadas una de las referencias del comercio capitalino durante décadas. En sus dependencias, varias generaciones de ciudadanos realizaron sus compras para convertirlo durante muchos años en uno de los puntos neurálgicos de la calle Castillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine