26 de febrero de 2010
26.02.2010
La Laguna

El casco, Taco y Geneto son las zonas más morosas

El Ayuntamiento espera recaudar 2.676.354 euros con el cobro de los impagos del IBI

26.02.2010 | 13:57

El casco, Taco y Geneto son las zonas en las que hay mayor porcentaje de ciudadanos que no han abonado las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), según se explica en el documento de inspección de tributos elaborado por los técnicos municipales.
A principios de semana, el concejal de Hacienda en La Laguna, Juan Antonio Alonso, anunciaba la puesta en marcha de un plan de inspección. Su objetivo es "lograr que las empresas y ciudadanos que no pagan sus impuestos, lo hagan. La idea es que paguemos todos".

Para su entrada en funcionamiento, los técnicos han realizado una serie de estudios que analizan los motivos que han llevado al Ayuntamiento a perder parte de esta recaudación. Así, se señala que existen titulares que son desconocidos, propietarios de los que no se sabe el número de identificación fiscal o el nombre completo (ficticios), gente que no declara y errores en la valoración catastral.

Cálculos medios. Del total de fincas que tiene el municipio, se han identificado 2.548 cuyos propietarios son desconocidos –representan al 40 por ciento del total– o ficticios, suponen el 60 por ciento. Según los cálculos de los técnicos, cada uno de los titulares de esas 2.548 fincas tendrían que haber abonado 324,43 euros al año por el IBI.

Por tanto, si se consiguiera mejorar la recaudación, la corporación estima que podría rebajar el fraude anual en 669.088 euros. Una cantidad que alcanzaría los 2.676.354 euros si lograra que se abonasen las cuotas de los cuatro últimos ejercicios no prescritos.

De esta previsión de casi 3.000.000 de euros, 1.310.000 euros procederían de los propietarios desconocidos que no han pagado el IBI en los últimos cuatro años y 1.366.276 euros provendrían de los ficticios. El estudio también aclara que el 30 por ciento de este grupo sí abona este impuesto.

Por zonas. Según las estimaciones que manejan los técnicos, el número de titulares desconocidos pendientes de pago ascendió a 1.018 en 2009.

En cuanto a la distribución por el municipio de La Laguna, hay detectadas 123 fincas con propietarios desconocidos en Valle de Guerra; 119 localizadas en Tejina, Punta del Hidalgo y Bajamar; 109 en Guamasa; 186 en Geneto; 145 están repartidas por Taco, Chimisay, Las Mantecas y Las Chumberas; 146 ubicadas en Finca España, La Cuesta y La Piterita; y 190 entre el casco, Camino La Villa, Camino Tornero, Jardina y Las Mercedes.

Respecto a las fincas cuyos titulares han sido calificados como ficticios, el total se eleva a 809. De estas, 65 están en Valle de Guerra; 147 están repartidas entre Tejina, Punta del Hidalgo y Bajamar; 86 en Guamasa; 77 en Geneto; 168 se encuentran en Taco, Chimisay, Las Mantecas y Las Chumberas; 163 están ubicadas en La Cuesta, Finca España y La Piterita y 184 en el casco, Camino La Villa, Camino Tornero, Jardina y Las Mercedes.

Otra de las cuestiones que hace perder dinero al Ayuntamiento son las omisiones catastrales. Se trata de la existencia de inmuebles cuya superficie construida se ha ampliado, solares que aparecen en el catastro sin edificación y, sin embargo, cuentan con nuevas construcciones e inmuebles en los que se ha procedido a techar una terraza, construir jardines o dotarlos de áticos, por lo que su superficie es mayor de la que se declaró en un principio.

En busca de la erradicación del fraude

En el plan de inspección del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se indican las medidas que se van a tomar para tratar de mejorar su recaudación. Hasta ahora, el Ayuntamiento de La Laguna se limitaba a enviar una carta al propietario en la que se le solicitaba que se pusiera al día de sus cuotas o que regularizara tal o cual situación. Por este motivo, se va a apostar por la automatización de los procedimientos mediante la notificación de inicios de expedientes sancionadores por correo y la correspondiente obligación de comparecer un determinado día y hora ante la inspección tributaria. También se asegura que la implantación del procedimiento inspector permitirá reducir el tiempo de tramitación de los expedientes y una mayor productividad de los inspectores tributarios. Sin embargo, el documento deja claro que si se detecta a un contribuyente que haya eludido el pago de sus impuestos, se le sancionará. "La implantación futura del procedimiento sancionador del IBI ayudará a la mejora de la eficiencia en la actividad inspectora del tributo y supondrá una liquidación de sanciones considerables", se afirma en el documento. Asimismo, se destaca que la incorporación de fincas al IBI generará no sólo una mayor liquidación en el propio impuesto sino que permitirá incrementar el padrón de la tasa por recogida de basuras, tanto de las viviendas como de los locales del municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook