14 de enero de 2010
14.01.2010

Más cerca la liberalización de las telecomunicaciones

El proyecto Canalink permitirá eliminar la brecha digital entre Canarias y Europa

14.01.2010 | 00:35
Canarias será nexo de unión entre continentes mediante el desarrollo del NAP en Tenerife.

El Cabildo de Tenerife presentó ayer Canalink, un proyecto que permitirá la liberalización del mercado de las telecomunicaciones entre Canarias y la Península , lo que permitirá en un futuro no muy lejano un descenso de los precios mayoristas, un aumento de la penetración de operadores alternativos y, por tanto, un incremento en la calidad y competitividad de los servicios relacionados con las tecnologías de las comunicaciones. Se prevé que el proyecto esté terminado para el segundo semestre de 2011.

Canalink se enmarca en otro plan mucho más ambicioso, Alix, que convertirá a la Isla en el nodo principal de telecomunicaciones de la costa de África Occidental, incrementando así de forma exponencial la competitividad de Tenerife en el mercado internacional de las telecomunicaciones. Alix se compone de diversos proyectos orientados a mejorar la conectividad exterior e interior de Tenerife, unidos todos ellos en el NAP (Punto de Acceso Neutro) como nexo de unión internacional. La inversión total necesaria para este proyecto asciende a 112 millones de euros, que estarán financiados al 50% por entidades públicas y privadas.

El presidente de la corporación insular, Ricardo Melchior, calificó este proyecto como "el más estratégico de los últimos decenios para Tenerife y Canarias". ya que, según explicó, mejorará de forma importante las telecomunicaciones y nos colocará 15 años por delante de otras regiones.

El proyecto Alix, aumentará la penetración de la sociedad de la información a través del aumento de la competencia entre operadores y contribuirá al desarrollo de África, con un mejor acceso y liberalización de las telecomunicaciones. Igualmente, servirá de base para que empresas de telecomunicaciones canarias y extranjeras puedan operar en África y en el resto del mundo desde Tenerife.

Para poner en marcha Canalink se ha creado un consorcio de cable submarino con la misma denominación y que está formado al 50% por el Instituto Tecnológico de Telecomunicaciones, empresa constituida por el ITER , e Islalink, operador de cable submarino neutro que liberalizó con éxito el mercado de las telecomunicaciones Balear con la instalación en 2001 de un sistema submarino entre Baleares y Valencia.

Canalink unirá Tenerife, a través de una red submarina de alta capacidad de nueva implantación, que unirá el Nap , que estará en Granadilla, con la Península Ibérica, concretamente con Rota, en Cádiz. También habrá una serie de ramales con Gran Canaria y La Palma.
Esta infraestructura, que cuenta con el apoyo del Gobierno español, a través de la RedIris Nova (red de comunicación avanzada de la comunidad académica e investigadora española), responde a criterios de alta calidad y solidez en su diseño de red y responde a las necesidades técnicas y de servicio demandadas por los operadores de telecomunicaciones que operan en territorio nacional y necesarias para eliminar de forma efectiva la brecha digital que hay entre Canarias y el resto de las regiones europeas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook