31 de diciembre de 2009
31.12.2009
Santa Cruz
La ajetreada tramitación final del Plan General 

Zerolo: "No dejaré patear la puerta del Ayuntamiento"

El redactor del Plan admite que la mayor parte de las edificaciones están fuera del PGO

31.12.2009 | 03:00
El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, anuncia la suspensión del pleno del Ayuntamiento que tenía previsto debatir la revisión del Plan General de Ordenación Urbana del municipio por un aviso de bomba.

El alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, indicó ayer en el transcurso de una entrevista concedida a la emisora Mírame TV que no iba a permitir que "nadie patee la puerta del Ayuntamiento", en referencia a las manifestaciones ciudadanas que han tenido lugar a raíz de las sesiones plenaria celebradas durante los últimos días en las que se han debatido asuntos relacionados con el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz.

Gran parte de la entre vista la utilizó el alcalde para arremeter contra el abogado de la Plataforma, Felipe Campos, al que acusó de estar intentando captar clientes entre los vecinos supuestamente afectados por viviendas fuera de ordenación. Zerolo negó en todo momento que se vayan a robar las casas de los ciudadanos y dijo que "aquí algunos están consiguiendo que los vecinos tengan aún peores navidades de las que ya lo son por la actual crisis". Muy al contrario el alcalde consideró que el nuevo PGO va a darle mayores garantías a los propietarios afectados. "No se le puede hacer eso a un pueblo", dijo el alcalde que cree que se está engañando a los ciudadanos.

Durante la entrevista estuvo presente el redactor del planeamiento, Leopoldo Tabares de Nava, quien justificó que hasta ahora no se hubiese posicionado públicamente sobre el Plan por su prestigio profesional. Negó que estos edificios puedan beneficiarse de un Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) reducido. Y es que esta bonificación sólo puede ser aplicable para casos extremos en los que la vivienda efectivamente vaya a ser expropiada. Por ello se descarta la posibilidad de que los vecinos puedan exigir la devolución de las cantidades supuestamente cobradas de más durante estos años. Y más concretamente desde 1992 que fue cuando el PGO actualmente en vigor la situó dentro de este régimen.

Comunicación. Zerolo admitió que efectivamente el Ayuntamiento ha incurrido en un "error" grave de comunicación hasta el punto de que los vecinos han tenido que ser asesorados por los miembros de la Plataforma. Redundó en que los edificios llevan con esta carga desde hace cerca de 20 años y "nunca ha pasado nada".

El alcalde indicó que no le pareció bien la actitud del veterano concejal del grupo de gobierno, Antonio Bello quien hizo un gesto de desaire hacia la multitud congregada el pasado martes frente al Ayuntamiento.

Ayer el concejal no dudaba en calificar de "chusma" a los allí reunidos y dijo que decidió pasear entre ellos "para ver si en verdad eran mi pueblo". al parecer el concejal pudo comprobar que efectivamente se trataba de personas llegadas de "otros municipios y de otras islas".
No obstante, Zerolo dijo que era comprensible la reacción de Bello si tiene en cuenta los insultos de los que fue objeto por parte de los manifestantes.

Según transcurrió la entrevista tanto el alcalde como el redactor del PGO llegaron a admitir que efectivamente se producían limitaciones y afecciones sobre las viviendas con esta catalogación. Por su parte la formación política Asamblea Canaria Nacionalista (ACN) señaló que los acontecimientos acerca del PGO han puesto de manifiesto la debilidad del alcalde frente a los vecinos. "La presión de más de 600 vecinos que se congregaron frente a las puertas del Ayuntamiento para impedir la aprobación del Plan General, es una prueba de que las mentiras del alcalde ya no se las cree nadie".

El detonante de esta manifestación contra el PGO surgió con las previsiones en La Florita, y que pese a que desde el Ayuntamiento se ha afirmado que todo está resuelto con los vecinos, desde ACN "hemos tenido constancia de que el problema con las edificaciones de La Florita sólo está acordado con el presidente de la comunidad.

El suelo urbano generó más alegaciones

n.r.
El suelo urbano fue el que generó el mayor número de alegaciones a la aprobación definitiva del Plan General. En concreto, de las 558 sugerencias presentadas, 432, o lo que es lo mismo, casi el 78 por ciento correspondieron a esta clasificación. En segundo lugar, estuvo el suelo rústico con 57 alegaciones y un 10,21 por ciento. Le sigue el suelo urbanizable con 41 escritos y un 7,35 por ciento del total. Según el informe elaborado por los redactores del planeamiento, se estimaron totalmente 331 alegaciones o lo que es lo mismo casi el 56 por ciento de las alegaciones y se desestimaron el 22,40 por ciento. Parcialmente se aceptaron el 16 por ciento mientras que el resto se consideraron no evaluables en casi un uno por ciento y no procedente alrededor de 3 por ciento. O lo que es lo mismo, las alegaciones de asuntos que no tenían que ver con las modificaciones introducidas por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) o que su contenido es calificado como erróneo y por lo tanto no es computable. El total de alegaciones fue de 233 individuales, 16 colectivas y 309 de conjuntos que a su vez, en este último caso se dividían en 33 agrupaciones que correspondían a los mismos asuntos. Todo ello daría lugar a un total de casi 300 alegaciones netas. Los redactores dan por contestadas todas y cada una de estas alegaciones y consideran que en su gran parte están referidas a aspectos y localizaciones concretas e individuales. En general se estimaron el 75 por ciento de las alegaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook