06 de septiembre de 2009
06.09.2009
La Laguna

Más de una década con el 'mar' Erjos

El agua invade cada año una calle de Finca España

05.09.2009 | 23:41
Juan Álvarez es uno de los afectados por el mal estado de la calle Erjos.

Muchos vecinos pasan por agua cada invierno en Finca España y, con el paraguas en mano para las próximas lluvias, reivindican que desaparezcan la humedad y los destrozos que sufre la calle Erjos por una obra mal realizada. Desde el 18 de diciembre de 2008, la nueva Asociación de Vecinos de Finca España reclama al Ayuntamiento que solucione el problema. Sin embargo, la subsanación de la calle ladeada, que se convierte en mar, lleva esperando dieciséis años.

El distrito de Finca España, desde hace un año, cuenta con un equipo activo que busca mejorar la vida de los ciudadanos de este barrio. Ya es mucho lo conseguido, pero, según el presidente de la Asociación de Vecinos de Finca España, Jesús Melián, "todavía padecemos el mismo problema que hace dieciséis años". Hace más de una década, la calle Erjos fue asfaltada por una determinada empresa y, mientras ésta realizaba el trabajo, ya algunos vecinos veían el problema. Juan Álvarez, uno de los afectados por las consecuencias de la carretera ladeada, les señaló dieciséis años atrás que "lo estaban haciendo mal; a simple vista se veía que la calle estaba inclinada". Y es que, según Melián, el primer problema con el que se encontró la asociación fue con la inundación de esta calle, hecho que venía sucediéndose año tras año desde hace más de un decenio.
El problema, y explicación, radica en que la calle, al ser ladeada y estar rodeada de vías inclinadas, "llega a parecer un mar cuando llueve", explicó una de las vecinas, por ello, el agua puede quedar empozada hasta varias semanas. "No puede ser que desde que laves un coche se inunde todo", añadió el representante vecinal.
Para aliviar la situación, algunos vecinos perforaron la calle pegado a la acera para que, así, el agua se desplazase; sin embargo, "en invierno no surte efecto ya que es demasiada cantidad", razonó uno de los damnificados. El hecho de que se inunde esta vía no es lo más grave para los perjudicados, sino que es la causa de algo mayor. "La humedad entra por la casa y hay que dejar la ventana abierta ya que, incluso, la pintura se despega", afirmó Álvarez. Para los usuarios de esta carretera es un gran problema, no sólo por los destrozos que ocasiona en las casas, sino porque dificulta el tránsito. Por la calle Erjos se pueden encontrar multitud de servicios; "hay talleres de chapa y pintura, un autolavado, una fábrica de embutidos, etcétera y, el que la calle esté en mal estado, retrasa y empeora el tráfico", recalcó el presidente de la asociación.
Los afectados no sólo son aquellos ciudadanos a los que el agua se les cuela por su casa; "hasta los propios conductores también sufren las consecuencias", explicó Melián. "Algunos inconsiderados no bajan la marcha con sus vehículos cuando la calle está llena por la lluvia; a ello hay que añadir que el golpe constante de agua en las paredes hace que éstas se desgasten, sin nombrar el práctico deterioro de las puertas de la entrada", señaló uno de los perjudicados. El vecino, ante esta situación, ha optado por no cambiar la puerta a pesar de su mal estado; "¿para qué?, si no solucionan el problema y año tras año ocurre lo mismo". "Esto es así desde hace dieciséis años", añadió. El deseo pícaro de unos cuantos se centra en que "algún concejal se acerque por esta zona cuando llueva para que así, pueda comprobar las consecuencias en vivo y en directo desde la acera".
La asociación es partidaria de dejar el periodo prudencial de espera para la realización de un servicio, "pero es que para la calle Erjos llevamos esperando más de una década". La estrategia de su presidente es aprovechar la visita de cualquier concejal para acercarlo al obstáculo; aún así, "quien hace falta es el edil de Vías y Obras", argumentó Melián. En cuanto a esto, los ciudadanos de Finca España afirman que el Ayuntamiento hizo las visitas y fotografías pertinentes hace tiempo, "pero no han tomado medidas al respecto". Los afectados comentan que ya las antiguas asociaciones reclamaban el mismo arreglo, "aunque el barrio no había contado nunca con una agrupación tan activa como ésta ". Con el paso del tiempo, la situación ha cambiado ya que "ahora son los propios jóvenes del barrio los que tiran del carro". Melián asegura que la misión de la asociación es "estar totalmente informada sobre el estado de las diligencias". A lo que añade que, de hecho, "los vecinos nos piden lo que necesitan, para eso es para lo que estamos".

Medidas desesperadas
La calle Güímar es una de las nuevas vías de Finca España; fue llamada así recientemente y surge con motivo del ímpetu de sus residentes.
Hace unos años sólo un vecino vivía en esa zona, pero, con el desarrollo del barrio, la población creció. "Antes era un paso, un simple camino y, como único remedio, algunos ciudadanos decidieron asfaltarla con su dinero, pero no pudieron terminarla", explicó Melián. A eso hay que añadir que toda la obra la hicieron a mano. De esto hace un año, ahora estos vecinos piden al Ayuntamiento que terminen ellos los trabajos.

Conquistas
Hasta hace muy poco, algunas calles de Finca España causaban inseguridad entre los vecinos. La razón era la falta de luz que había en ellas. Tras el paso del tiempo, parte de Finca España consiguió el alumbrado, y no de 60 a 60 metros, sino que cada farola se distribuyó de 30 a 30 metros. En cuanto a esto, también hay que añadir algunas vías que no gozaban de nombre. "Era un problema para el correo; si la calle no tiene nombre no recibes cartas", explicó Melián. Una de las gratificaciones, respecto a eso, además, es que "el nombre de estas calles fue elegido por los vecinos del barrio", agregó. Otra de las expectativas, que espera ser cumplida en un plazo corto, es el cambio del parque infantil que está situado en la plaza central de Finca España. "El presupuesto ya está listo para la reforma", informó el presidente de la asociación. En un año, la agrupación ha presentado 313 escritos al Ayuntamiento de La Laguna, de los cuales, ocho tienen relación con la calle Erjos. Del total, algunos problemas han sido resueltos, pero otros no. Por ello, "cuando mandamos una diligencia a la Concejalía, tenemos que esperar a que decida y, si no hace nada, se registra de nuevo el documento", señaló Melián.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook