13 de febrero de 2019
13.02.2019

La Guardia Civil instruye 61 infracciones administrativas contra centros de buceo

Los miembros del GEAS del Instituto Armado inspeccionaron varias empresas en Arico, Las Galletas y Radazul

13.02.2019 | 03:53
La Guardia Civil instruye 61 infracciones administrativas contra centros de buceo

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, en el marco de las actuaciones propias y específicas de su servicio han intensificado el control de las actividades relacionadas con el buceo deportivo recreativo en diferentes zonas de la isla de Tenerife.

Durante los pasados días 5 y 8 los miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de este cuerpo realizaron de forma aleatoria diversas inspecciones en ocho centros de buceo de la Isla. Dos de ellos están ubicados en la localidad de Abades, perteneciente al municipio de Arico, otros cuatro en Las Galletas (Arona), y dos en Radazul, El Rosario, realizando además en este último dos inspecciones, una de ellas sobre el propio terreno, en los puntos de inmersión y práctica de este deporte.

Conforme a las citadas inspecciones los agentes comprobaron el cumplimiento de los requisitos exigidos por la legislación vigente relativo a las normas de seguridad en el buceo deportivo, titulaciones, seguros, reconocimientos médicos para su práctica tanto a instructores y guías, como a los propios participantes en la actividad.

También se comprobó la vigencia de los permisos correspondientes para el desarrollo de la actividad por parte de los centros, así como el mantenimiento de los equipos utilizados durante el buceo y de las estaciones de recarga de las botellas de aire comprimido.

Durante el desarrollo de estas inspecciones los agentes del GEAS detectaron multitud de incumplimientos de la vigente normativa establecida al efecto, notificando en su conjunto un total de 61 infracciones, respecto de las siguientes materias: realizar el ejercicio de la actividad sin la correspondiente autorización de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, carecer de registro en la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, diversas infracciones en materias sobre Turismo activo, incumplimiento de las normas contenidas en la Ley de Industria por deficiencias en los equipos a presión, teniendo los agentes que realizar el precinto de un compresor de recarga por no encontrarse el equipo debidamente registrado en la Consejería de Industria.

Además, los guardias civiles se toparon con infracciones en materia de Seguridad Social por hallarse los trabajadores en situación irregular, así como diversas anomalías en los equipamientos de seguridad que implementan el riesgo ya de por sí inherente a la actividad del buceo, tanto para los trabajadores, como para los propios usuarios de los centros de buceo. Los agentes continuarán con las labores de inspección de los centros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook