09 de enero de 2019
09.01.2019

El capo de la mafia capturado en Canarias escapó en mayo de una redada en Italia

Alessandro Frasca, de 40 años, es considerado el número 2 del clan Mariaglianesi de Nápoles

09.01.2019 | 12:27
El capo de la mafia capturado en Canarias escapó en mayo de una redada en Italia

Alessandro Frasca, el número 2 del clan Mariaglianesi detenido el pasado 1 de enero por la Policía Nacional en un establecimiento hostelero de Playa de Mogán, consiguió huir el 25 de mayo de 2018 de una redada realizada por la policía italiana. El componente de la mafia napolitana ya ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional en Madrid, encargado de estos casos internacionales.

Numerosos medios italianos se hicieron eco en los últimos días del arresto, que se llevó a cabo cuando Frasca, de 40 años, se encontraba trabajando en un restaurante del sur de Gran Canaria. La Jefatura Superior de Policía de Canarias había recibido una información de que el hombre perteneciente a la camorra, que tenía una reclamación judicial dictada por las autoridades italianas, estaba en el citado municipio. Así, realizaron un amplio despliegue el día de año nuevo y procedieron a la detención de Alessandro Frasca, considerado uno de los capos de la organización criminal Mariaglianesi, del clan de los Mazzarella.

El apresado había conseguido zafarse de una operación llevada a cabo por la policía napolitana para erradicar a los grupos mafiosos el pasado mes de mayo. Y es que Frasca, de 40 años de edad, es considerado por las fuerzas de seguridad italiana como un delincuente con una peligrosidad media. Asimismo, el periódico digital Il Fatto Vesuviano informó de que su función dentro de la organización era la de extorsionador y el tráfico de drogas, además de tener antecedentes por posesión de armas y participar en enfrentamientos con otros clanes en la zona norte de Nápoles.

Frasca también estuvo involucrado en una reyerta en la que se realizaron dos disparos contra un hombre de 47 años. Entonces, según el medio italiano citado, la policía napolitana consiguió detenerlo ya que además contaba con una orden de búsqueda de un juzgado del municipio napolitano de Nola. La víctima sufrió lesiones en el pie.

En la operación llevada cabo el pasado 1 de enero, la Policía Nacional decidió desplegar un dispositivo policial especial para proceder a apresar al individuo, dada su "peligrosidad", según informó el pasado domingo la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado. La información con la que contaban los agentes era que estaba reclamado por las autoridades italianas por delitos contra las personas, contra el orden público y la seguridad del estado, como se agregó en el comunicado.

Una vez arrestado, durante la pasada semana fue trasladado a Madrid para que un juzgado de la Audiencia Nacional le tomara declaración y decidiera su traslado hacia el país europeo.

La mafia en las Islas

La presencia de la mafia en el Archipiélago, donde residen más de 45.000 italianos, no es nueva. Ya en octubre de 2011, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dirigió una investigación en la que se procedió a la detención de un total de 13 personas que estaban vinculadas a los clanes Nuvoletta y Polvorino. Estos estaban acusados de blanquear mediante proyectos urbanísticos en los municipios tinerfeños de Arona y Adeje el dinero obtenido por la venta de hachís. Estos, sin embargo, quedaron finalmente libre tras el juicio al entender el Tribunal que no había pruebas suficientes y que la operación se había basado en "meras referencias policiales obtenidas por arrepentidos italianos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook